Tecnologías de comunicación y cambio social

612

Nada ha cambiado tan rápida y radicalmente en los últimos años como las tecnologías de comunicación y con ello los procesos de generación de conocimiento. Las nuevas generaciones se encuentran sumergidas en las transformaciones tecnológicas, las cuales constituyen un elemento indisoluble en su vida, tienen a su alcance una amplia gama de herramientas gratuitas y fáciles de utilizar gracias a la eclosión del internet que les permiten generar y conocer nuevos contenidos, llegar a más personas, de manera instantánea, en cualquier momento desde cualquier lugar.

Según datos del Instituto de Estadística y Geografía (INEGI), en el segundo trimestre de 2016 más de la mitad de la población de seis años o más en México se declaró usuaria de internet, y entre los individuos de 12 a 24 años es donde el uso habitual de internet tiene proporciones superiores al 80 por ciento. Otro de los datos que resaltan es que el acceso a internet esta asociado al nivel de estudios, se indica que de la población que cuenta con estudios de nivel superior, nueve de cada diez lo utilizan habitualmente y cuatro de cada cinco personas que cuentan con estudios de nivel medio superior.

Los patrones de consumo de información gracias al internet y a las nuevas tecnologías son más exigentes y se reclaman contenidos de calidad, pero impera en gran medida la rapidez y la superficialidad con la que se revisan e interpretan, lo que impide que se reflexione  o contemple sobre lo que se está consumiendo.

Asimismo, los cambios en las tecnologías y el internet han llevado a desafiar las bases de la educación superior y la especialización, logrando mayor visibilidad, así como un horizonte amplio de espacios y comunidades de conocimiento, los massive open online courses o cursos masivos abiertos online o MOOC  son un ejemplo de ello.

A raíz de esta nuevas plataformas se han generado nuevos e innovadores contenidos y las universidades los han adoptado consolidándolos como una nueva opción para ofertar cursos de casi todo tipo, constituyéndose como una nueva forma de enseñanza, en las que hay un alto número de alumnos, lo que ha cambiado el rol de docentes y de los estudiantes, así como la formación de los docentes, además de  la forma de aprendizaje de los alumnos.

Por otra parte, las redes sociales se han constituido como la base para que se establezcan nuevas relaciones, además de acceder información de manera sencilla, pero sobre todo se ha transformado en el altavoz de opiniones y una herramienta para  movilizar a la sociedad en temas de gran relevancia.

Los cambios derivados de las nuevas tecnologías y del internet han modificado los modelos tradicionales de la prensa, la educación, la investigación, la política, entre otros, pero también esto ha permitido que aprendamos, conozcamos y nos involucremos de diferentes maneras y que seamos  parte del cambio que tanto se busca para el mundo.

Artículo anteriorVooyeur 2.0
Artículo siguienteConvocatoria para la elección de consejeros académicos y alumnos al Consejo General Universitario