Plata en ajedrez

    600

    El estudiante de la Preparatoria 12 de la UdeG, Naollín Olguín Soria, se adjudicó dos medallas de plata en la disciplina de ajedrez, dentro de su participación en la Olimpiada Nacional 2010, que tuvo como sede Guadalajara y donde Jalisco se proclamó campeón por onceava ocasión.
    El ajedrez ha sido parte de su vida desde los siete años, tiempo en el que su padre lo impulsó a dar sus primeros pasos en esta actividad. “Después, por cuestiones de trabajo de mi padre, sus enseñanzas no eran muy constantes y fue hasta los 10 años donde me consiguió un maestro y empecé a participar en torneos y he ido a competencias en el país y a Estados Unidos”.
    Esta fue su cuarta participación en la Olimpiada Nacional, sus resultados anteriores, considera, fueron poco agradables, por ello se muestra satisfecho al haber obtenido dos medallas de plata en la modalidad de 15 minutos en las categorías varonil y mixta. “Me quedo contento, fue como un sueño, siempre me imaginé jugar una final, desgraciadamente la perdí, pero creo que fue un salto importante, ya que nunca había estado en zona de medallas, y me siento feliz y agradecido con la gente que me apoyó y confió en mí”.
    Explicó que el nivel competitivo en la justa nacional fue muy fuerte, ya que los participantes se prepararon bien y cuentan con buenos maestros.
    El estudiante de sexto semestre ha participado desde los 12 años en el torneo internacional abierto mexicanos de ajedrez donde participan ajedrecistas de Cuba, que son los mejores a nivel Latinoamérica.
    Por lo pronto Naollín hará una pausa en el ajedrez para estabilizar su vida académica, además de que espera ingresar a la licenciatura en ingeniaría e informática, del Centro Universitario de Ciencias Exactas e Ingenierías (CUCEI) y poder participar en un futuro en la Universiada Nacional.
    “Sigue una pausa en el ajedrez, el año pasado quedé descalificado de la olimpiada y fue como algo muy fuerte para mí y me propuse ganar una medalla este año, y me preparé horas y horas, ahora necesito un descanso y ya que esté en la universidad, más estable, retomar el ajedrez. Por el ajedrez descuidé la escuela y quiero estar bien en lo académico, sólo participaré en algunos torneos como fogueo”.
    Para su entrenador Jorge Sau, Naollín representa una promesa fuerte dentro del llamado deporte-ciencia. “Fue campeón del torneo entre preparatorias y ahora tuvo un buen desempeño en la Olimpiada Nacional, es un alumno brillante y una promesa para el futuro”.

    Artículo anteriorJorge Jurado Martínez
    Artículo siguienteResultados finales del Programa de Estímulos al Desempeño Docente 2010-2011