Normalización del bullying

1615

Pese a que un alto porcentaje de estudiantes de cuatros secundarias de la ZMG encuestadas reportan conductas de riesgo en sus planteles, como peleas físicas, portación de armas blancas, la pertenencia a pandillas y consumo de alcohol y drogas ilegales, los que no se sienten seguros en su escuela son una cantidad mucho menor, afirmó Mercedes Gabriela Orozco Solís, académica del Centro Universitario de Ciencias de la Salud (CUCS), al dar a conocer resultados parciales de su tesis doctoral “Modelos predictivos de la percepción del clima escolar que favorecen las situaciones de bullying dentro de la escuela secundaria”.

En su investigación aplicó cuestionarios a un universo de 2 mil 211 alumnos, pertenecientes a tres escuelas del municipio de Tlaquepaque y una de Guadalajara. Destacó que la incongruencia entre el 12.4 por ciento de alumnos que percibe la seguridad baja y el 21.9 por ciento que no reporta sentirse inseguro, pero sí las conductas de riesgo como un problema podría deberse a que éstas pasaron a ser parte de la cotidianidad, es decir que ya se ve como un fenómeno normal.

La académica detalló que 73.5 por ciento de los alumnos perciben la seguridad a nivel medio y 14.2 por ciento en alto. En cuanto a la percepción de conductas de riesgo, el 56.6 puntuó en medio, es decir que no las consideran tan graves, y 21.4 en alto, lo que significa que no es un problema para ellos.

En cuanto a la violencia escolar (bullying), los resultados se basan en la frecuencia: 16.7 por ciento de los participantes mencionó que dos veces o más en un mes ha recibido bullying dentro de su escuela y 83.3 reportó que ha sido víctimas una vez al mes o que nunca lo ha sido.

Precisó que 25.2 por ciento considera que ha hecho bullying dos veces o más en un mes, mientras que el 50.5 considera que ha visto a otro compañero ser víctima de bullying. Sin embargo, señaló que estos resultados también hacen sospechar que el fenómeno suele ser visto como una parte natural de la interacción de los estudiantes, ya que si hay un 16.7 por ciento de ellos que dice haber sido víctima con más frecuencia, la investigadora estima que alrededor del 80 por ciento de los estudiantes debería reportar que ha presenciado acciones de violencia escolar.

Especificó que el bullying en las escuelas incluye la agresión verbal y en menor porcentaje la agresión física. El salón de clases es una de las áreas donde es ejercida la violencia.

Dijo que hay desarticulación entre la escuela y los padres de familia, que es evidente en la baja participación de éstos en asuntos académicos y dentro de la escuela. Para muchos maestros es difícil entablar contacto con ellos. Esto podría tener como causa la realidad económica del país, ya que muchas cabezas de familia deben trabajar doble jornada y por lo tanto es complicado para ellos estar al pendiente de los estudiantes, entonces cuando se presentan situaciones de violencia es difícil para los docentes involucrar a los padres de familia para que participen en la solución de este tipo de problemas.

Artículo anteriorConvocatoria Otorgamiento de becas para iniciar o continuar estudios de educación media superior o superior para el ciclo escolar 2016-B
Artículo siguienteResultados Finales del Programa de Estímulos Económicos para Estudiantes Indígenas