Manuel David Alfaro Alonso

    1497

    Manuel David Alfaro Alonso fue escogido –entre 45 aspirantes de la red universitaria– para cursar un semestre de la licenciatura en administración de empresas en la Universidad Autónoma de Madrid. Los criterios para la selección consistieron en trayectoria estudiantil del aspirante, desempeño académico y su promedio.
    La convocatoria fue dada a conocer en la red universitaria, pero solo pudieron participar los mejores alumnos.
    Cada año es lanzada para cumplir con el convenio de nuestra casa de estudios con la Universidad Autónoma de Madrid.
    De los 45 participantes resultaron preelegidos 12. Los entrevistó Bartolomé Barceló, vicedecano de relaciones internacionales de la Universidad Autónoma de Madrid. De éstos fueron seleccionados seis, entre ellos David Manuel Alfaro Alonso.
    “Yo soy el único de parte del Centro Universitario de Ciencias Económico Administrativas. Para la selección contó mucho la trayectoria que tengo como estudiante”.
    A David le fue de mucha ayuda conocer a profundidad la cultura de los diversos estados de México, tanto del norte como del sur. “Me ayudó haber vivido en diferentes ciudades, entre ellas Cancún y Mérida, donde entré en contacto con la cultura maya. Eso le agradó a Barceló”.
    Como estudiante, David tiene una trayectoria envidiable. Obtuvo segundo lugar en la Olimpiada nacional de matemáticas, de 1999, y lleva un promedio de 98 en lo que ha cursado de la licenciatura en administración.
    “Las matemáticas son para mí un pasatiempo, una manera de pasar un rato agradable. Estudio administración porque la considero una de las carreras más completas, que te da oportunidad de incursionar en varias áreas, como mercadotecnia, recursos humanos y finanzas”.
    David parte a España el 1 de febrero. El 14 de ese mes entra a clases.
    Además de que podrá conocer diversas manifestaciones de la cultura española, se fijó una meta: “Muchos alumnos de la Universidad de Guadalajara van a España para cursar un semestre de su licenciatura, pues existe un convenio entre la UdeG y la universidad ibera. Sin embargo, no vienen alumnos españoles a nuestros centros universitarios. Mi meta es convencerlos para que vengan a estudiar acá, a fin de que no cancelen el convenio”.
    Es becario de la Unidad de difusión, por lo que puede dar a conocer a otros lo que sucede en el CUCEA.
    Le gustaría en un futuro trabajar en el área de intercambio estudiantil una vez concluida su carrera. “Considero importante que más alumnos de la UdeG vayan de intercambio, ya que eso amplía sus perspectivas del mundo y abre muchas puertas en el campo laboral”.
    También aspira a cursar estudios de posgrado en el extranjero, de preferencia en el área de mercadotecnia o turismo.
    “Me agradaría ir a Inglaterra, porque el sistema educativo busca que los alumnos sean independientes y fomenten la investigación, características que me podrían ayudar a completar mis estudios en las áreas de mi interés”.

    Artículo anteriorTerrorismo guerra petróleo y negocios
    Artículo siguienteLos muertos que hemos dejado de ver