La quema de nuestros pulmones

    690

    ¿A cuántos fumadores conocemos que transgreden nuestros derechos en un área libre de humo? Esto lo vivimos diariamente, y a pesar de que nos resulta molesto, no exigimos que cumplan con la ley que nos protege del humo del tabaco.
    La citada situación incluye a nuestros centros universitarios, en donde alumnos, personal de intendencia, profesores e incluso directivos, fuman en las áreas libres de humo, y nosotros, ya sea por miedo o vergüenza, nos quedamos callados.
    El hecho, además de convertirse en un problema de tipo ambiental, por la contaminación que produce el humo del cigarro, involucra problemas para nuestra salud, por ser fumadores pasivos: estamos quemando nuestros pulmones, nuestra única fuente de oxígeno, por no exigir que sean respetados nuestros derechos.
    Según la OMS, el tabaquismo pasivo es causa de enfermedades cardiovasculares y respiratorias, y por el humo inhalado de cada dos cigarrillos, perdemos 30 minutos de vida.
    Exhorto a la comunidad universitaria a hacer válidos nuestros espacios libres de humo, a denunciar con las autoridades correspondientes a quien no respete nuestros derechos y esté quemando nuestros pulmones.

    Artículo anteriorRectoría General
    Artículo siguienteEl vagabundo que fue tu mejor amigo