Jalisco compra la mitad del frijol que consume

815

Jalisco, además de comprar 50 por ciento del frijol que consume, no aprovecha las condiciones climáticas favorables de la entidad para su cultivo, aseveró el investigador del Departamento de Producción Agrícola, del Centro Universitario de Ciencias Biológicas y Agropecuarias (CUCBA), Rogelio Lépiz Ildefonso.
Nuestra entidad, luego de ser uno de los principales productores de frijol en México, presenta un fuerte desabasto. Para cubrir la demanda de la población compra a Zacatecas, Durango y Sinaloa, incluso consume un poco del importado de Estados Unidos, pues México adquiere alrededor de 80 mil toneladas anuales de este grano al vecino país del norte.
Por este motivo, investigadores del CUCBA, así como del Instituto Nacional de Investigaciones Forestales, Agrícolas y Pecuarias (INIFAP), desarrollan variedades de frijol de alto rendimiento para el centro y sur de Jalisco.
“Con el proyecto buscamos aumentar la producción de este grano, lo cual redundaría en una menor importación nacional. La meta es desarrollar variedades, sobre todo de frijol peruano, flor de mayo, rosa de castilla y cacahuate, insumos de alta demanda para los agricultores y que en ocasiones tienen un alto costo en el mercado”, explicó Lépiz Ildefonso.
Este trabajo inició en 2001. Es apoyado por la UdeG, la fundación Produce Jalisco, la empresa de productos Verde valle, y el Consejo Estatal de Ciencia y Tecnología de Jalisco, que brinda recursos para actividades y pruebas en el campo experimental del CUCBA y en el campo de la costa sur y norte de la entidad.
El proyecto abarca cuatro actividades: identificar progenitores para cruzas, desarrollo y evaluación de la descendencia, evaluación de líneas avanzadas y variedades de otros centros de investigación, así como de las variedades de frijol liberadas por el INIFAP.
De acuerdo con Lépiz Ildefonso, algunos avances del estudio han corroborado el buen comportamiento de varias selecciones en cuanto a adaptación y resistencia de enfermedades.
Se ha avanzado en el programa de cruzas, evaluación y selección de poblaciones en frijol peruano y cacahuate bola, para derivar dentro de poco las primeras líneas en el CUCBA.
Además, cuatro variedades de frijol, desarrolladas por el INIFAP, pueden ser aprovechadas por los productores jaliscienses: azufrado tapatío, flor de mayo M38, alteño 2000 y el bayo INIFAP. “Estas líneas son buenas, están bien evaluadas”.
También identificaron algunas líneas de alto rendimiento de otros tipos de grano. Una es el frijol bayo azufrado, con excelente adaptación en la región centro y sur de Jalisco.
Un grano de color blanco, que no existe en el mercado, otro negro tipo jamap, así como flor de mayo y pinto, que provienen del INIFAP, Estados Unidos y del Centro internacional de agricultura tropical de Colombia, son variedades que han seleccionado y evaluado.
Lépiz Ildefonso dio a conocer que con los nuevos insumos este año realizarán pruebas en campos agrícolas para someterlos a la consideración de productores y evaluar sus características.
En el trabajo participan los estudiosos del CUCBA Eduardo López Alcocer, José Luis Martínez Ramírez y Santiago Sánchez Preciado, y por parte del INIFAP están Alfredo González ívila, Carlos González Rivas y Arturo Ledesma Guerrero.

Artículo anteriorTerrorismo guerra petróleo y negocios
Artículo siguienteLos muertos que hemos dejado de ver