El nuevo esquema de Pemex

646

La paraestatal Petróleos Mexicanos (Pemex) inició 2006 con un nuevo esquema. A partir del 1 de enero tiene un régimen fiscal que ayudará a capitalizar sus finanzas, con recursos de entre 23 y 28 mil millones de pesos durante el primer año fiscal, a consecuencia de un menor pago de derechos.
Este nuevo esquema permitirá a la petrolera utilizar los fondos para pagar deuda o aumentar su patrimonio. En ese sentido, el investigador del Departamento de Economía, del Centro Universitario de Ciencias Económico Administrativas (CUCEA), Francisco García Romero, consideró que todo lo que realicen para liberar recursos “es bueno”.
“Lo malo radica en que los fondos que sean liberados, seguirán siendo escasos para emprender la gran obra de exploración de recursos petroleros, mismos que resultan indispensables para la empresa y el país. En realidad son pocos, pero bueno, por algo deben empezar”.
Las perspectivas en torno a los ingresos que puede tener Pemex están en función de los precios del petróleo. Hasta ahora la expectativa más cercana habla de 27 mil millones de pesos extras para respaldar la posición financiera de la paraestatal.
Lo publicado en el Diario Oficial acerca de la Ley federal de derechos establece que Pemex podrá deducir hasta 6.5 dólares por barril de petróleo y 2.7 por cada mil pies cúbicos de gas natural.
Adicional a esto, deberá destinar recursos para la creación de un Fondo de estabilización petrolera. Los cálculos indican entre 20 y 30 mil millones de pesos para ese fin.
De acuerdo con la tabla publicada por la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), sí existe un precio del petróleo para la Mezcla Mexicana de Exportación (MME), que está por arriba de los 30 dólares por barril, de manera que deberá pagar cerca de 10 por ciento sobre el valor anual del total de las extracciones de crudo en el año.
El rango más bajo ubica a la MME con niveles de 22 a 23 dólares, lo que generaría un fondo de uno por ciento sobre sus ventas. Deberá hacer los pagos de manera trimestral y tendrá que elaborar una declaración anual, para que si es necesario compensar, lo pueda hacer contra el derecho extraordinario de exportación de petróleo o contra el derecho ordinario sobre hidrocarburos.

Aflojan
El nuevo régimen fiscal de Pemex “tiene otro significado, pues quiere decir también que las presiones sobre la privatización comienzan a aflojar un poco, y eso debe continuar”, dijo García Romero.
En este sentido, ya no es tan rígida la propuesta de realizar privatizaciones de la exploración y producción del petróleo.
Ante la pregunta respecto a cuáles fueron las presiones para este nuevo esquema, expresó que obedece a la necesidad de un superávit en las finanzas públicas. El 2005 fue un año bastante bueno en relación con el precio del petróleo, pero “también existe la posibilidad de lograr la reforma energética que ha propuesto el presidente Vicente Fox”.

El precio de la gasolina continuará con ligera alza
Pemex opera por conducto de un corporativo que es Petróleos Mexicanos y cuatro organismos subsidiarios: Pemex exploración y producción, Pemex refinación, Pemex gas y petroquímica básica y Pemex petroquímica.
Cuenta con seis mil 902 kilómetros de gasoductos y cuatro mil 685 kilómetros de oleoductos.
Produce diversos tipos de combustible: Magna (calidad regular grado 87), Premium (calidad superior grado 94) y Diesel.
El precio de la gasolina continuará con ligera alza, como en los últimos años. El profesor Francisco García Romero dijo que esta tendencia “no tiene vuelta de hoja”.
Dicha conducta obedece a que el precio de la gasolina proporciona más ingresos.
El tema de refinerías “es otra enorme tarea. Los precios de la gasolina deberán ser ajustados a los internacionales. En esa dirección deberán trabajar los siguientes gobiernos federales”.

Artículo anteriorRaúl Bañuelos
Artículo siguienteUn beneficio o un perjuicio