Buscan frenar muerte de abejas

    969

    La mortandad de abejas que de manera periódica afecta a los apicultores de la región Sur del estado de Jalisco, puede tener su origen en el uso de insecticidas en la producción de aguacate, maíz y berries.

    Este problema se ha presentado en tiempos en que florea el aguacate o cuando está el floreo de la producción de maíz. Todo parece indicar que está relacionado con la aplicación de insecticidas, de los cuales algunos están prohibidos en la Unión Europea, Estados Unidos y Canadá, explicó el investigador del Centro de Investigación en Abejas, del Centro Universitario del Sur, José María Tapia González.

    Este investigador afirmó que en días pasados tuvieron una reunión con autoridades de la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación, la Secretaría de Desarrollo Rural, el ayuntamiento y representantes apícolas de la zona sur sureste de Jalisco para hablar sobre el problema.

    “Estuvimos como representantes del Centro de Investigaciones en Abejas. Entre los acuerdos que se tomaron estuvo el de iniciar un censo de apicultores y de colmenas afectadas, que consideramos serán más de mil. Si tomamos en cuenta que cada una tiene entre 50 y 80 mil abejas, hablaríamos de millones de muertes con una causa probable de intoxicación. Este censo concluirá esta semana”.

    Explicó que el representante apícola del estado de Jalisco, Salvador Hernández Llerenas, tuvo una reunión con los productores de aguacate y ellos están en la mejor disposición para sentarse a trabajar y evitar esta mortandad, por lo que posteriormente buscarán un acercamiento con los productores de berries, maíz y de algunas hortalizas que utilizan estas sustancias.

    “Los apicultores manifiestan que desde hace más de seis años han tenido muertes recurrentes de las abejas de sus colmenas. Por ello buscarán regular el manejo o salida del mercado de estas sustancias conocidas como neonicotinoides, y algunos insecticidas del grupo de los piretroides”.

    En cuanto a los casos presentados en que se encuentra la colmena sola o habitada únicamente por la abeja reina, explica que dentro de los insecticidas los dos principales que están intoxicando a las abejas son neonicotinoides, que afectan el sistema nervioso de estos insectos e inhiben que regreses a su colmena. Por eso queda deshabitada, ya que al sufrir parálisis pierden su capacidad de orientación y de volar.

    “En Ciudad Guzmán la muerte masiva de abejas en el apiario fue debido a insecticidas piretroides. Son dos tipos de mortandad causada por insecticidas: una, en la que muere la abeja en el transcurso de su vuelo de regreso a la colmena y otra producida dentro de las cajas, donde mueren la reina, cría y zánganos. La muerte de las abejas a nivel mundial no sólo se le atribuye a los neonicotinoides e insecticidas. También puede ser a causa de enfermedades virales o enfermedades por hongos, al acaro Varroa destructor y al cambio climático”.

    Explicó que el sur y sureste de Jalisco es la zona más productiva de miel y donde están concentrados la mayoría de apicultores del estado. La miel extraída en esta zona, principalmente es exportada a Europa, en especial a Alemania, y conocida como miel oro, la de mejor calidad que produce el país.

    “En esta zona el Aserradero, municipio de Zapotiltic, se encuentra el productor más grande de todo México, que cuenta con 25 mil colmenas. Es una actividad muy importante para la región. En el centro universitario llevamos mucho tiempo vinculándonos con los productores. Trabajamos con ellos en actualización, cursos de capacitación, entre otras actividades”.

    Artículo anteriorGretel y Hansel
    Artículo siguienteAcuerdo. Que emite los lineamientos para la operación del Programa Nuevos Programas de Posgrado