Abrir espacios a la salud

    976

    La desnutrición, el suicidio, la carencia en infraestructura y atención hospitalaria, son parte de la problemática social y en materia de salud detectada por autoridades del Centro Universitario de los Valles en su región de pertenencia, a la cual buscan dar solución por medio de la creación de una División de Estudios de la Salud.

    La conformación de esta nueva dependencia fue aprobada en sesión por el Consejo General Universitario llevada a cabo en el mes de octubre y será conformada por el Departamento en Ciencias del comportamiento y el Departamento en Ciencias de la salud, donde serán ubicados los programas ya existentes de licenciatura en Trabajo social, Psicología y la nivelación en Enfermería.

    De acuerdo con el secretario académico del campus, Víctor Manuel Castillo Girón, con la creación de esta división se cumple con lo establecido en el Plan de Desarrollo de la UdeG, en lo referente a la pertinencia y diversidad de sus programas de estudio.

    “Queremos ampliar y diversificar la matrícula, con calidad. Estamos considerando formar recursos humanos que atiendan esa problemática social, a nivel pregrado y posgrado, orientados al manejo de diversas condicionantes de la salud”.

    En base a un reporte técnico realizado por el centro, informó que en la región Valles existen cinco municipios (San Juanito de Escobedo, Magdalena, Amatitán, Ahualulco de Mercado y Ameca) que presentan desnutrición crónica en niveles escolares básicos, ya que su tasa rebasa la media estatal, que es de 3.4 por ciento.

    En cuanto al tema del suicidio, explicó que el municipio de Tequila tiene una tasa de 13 por ciento, Amatitán de 22.3 y San Marcos de 28.3, mientras que la tasa promedio del estado es de apenas 5.4 por ciento.
    Otro aspecto que se tomó en cuenta fue el tema de la discapacidad, pues según el mismo documento, los municipios de Cocula, Teuchitlán y Ameca rebasan el promedio estatal, que es dos por ciento.

    Informó también que a nivel de las doce regiones del estado, la de Valles tiene el tercer lugar en prevalencia de trastornos mentales en adultos, sólo por debajo de la sierra de Amula y la región Norte.
    Con la implementación de esta división, las autoridades del Centro Universitario ya analizan la posibilidad de la creación de nuevos programas de licenciatura en Enfermería, Nutrición, así como de Gerontología, ya que la tasa de población mayor de 65 años es de 9 por ciento, casi el doble de la estatal.

    En palabras del secretario académico, no está descartada la posibilidad de abrir la carrera en Medicina, sin embargo reconoció que para este programa se requiere mayor infraestructura. Otro programa contemplado es el de Ingeniería Biomédica.

    “También consideramos una maestría en Gestión y servicios de salud, una maestría en Psicología educacional y la maestría en Gestión de talento humano. Con todo esto creemos que le vamos a restar presión a la concentración de los centros temáticos de la Zona Metropolitana”.

    Insistió en la falta de profesionales capacitados en el área médica que persiste en la región Valles, debido a que hay sólo un médico por mil 156 habitantes.

    En el tema de la infraestructura médica, explicó que la región depende de los servicios médicos de la Zona Metropolitana de Guadalajara porque sólo dos clínicas ubicadas en Tala y Ameca ofrecen servicios médicos de segundo nivel, así que los pacientes deben ser trasladados a la capital del estado.

    Entre las bondades de la creación de esta división, dijo Castillo, está la aprobación de cuatro plazas, una para director de la división (designada por medio de la proposición de una terna por parte del rector del centro), una más para secretario y otras dos para jefes de departamento.

    Por otra parte, se dará una reorganización del profesorado de acuerdo a su área de formación, aprovechando al máximo la orientación multidisciplinaria del centro.

    “Creemos que tendremos mejores oportunidades para financiar proyectos como el Centro de Investigación Psicológica, Social y de la Salud, con el que queremos dar atención psicológica, de evaluación, de diagnóstico, de prevención, de tratamiento a problemas de la salud”.

    También, añadió, satisface la necesidad de un espacio para que el profesorado interactúe, genere ideas y consolide proyectos.

    Artículo anteriorResultados Programa Especial de Promoción 2014
    Artículo siguienteDictamen Núm. II/2014/256: Las Políticas Generales Aplicables a los Bienes Inmuebles de la Universidad de Guadalajara que Pretendan ser Vendidos o Sujetos a la Realización de un Proyecto Inmobiliario