A los de Arriba

    1114

    ¡Hey, ustedes, “Los Poderosos”, los de Arriba! les propongo un trato. Hoy les invito a ver con nuestros ojos y a que se den cuenta de la miseria en que no tienen, el miedo con el que salimos a la calle y el futuro destruido con el que soñamos, destruidos por los grandes del cual dicen “que está bien.”
    Hoy y mañana les prestamos nuestros oídos, haber si así oyen el dolor que nos aqueja y los sucesos que nos hacen temer. Que oigan a los niños que mueren de hambre y a los secuestrados pedir piedad a alguien que no la conoce. Y no creo que tampoco soporten oír en vida a una persona desahuciada  “todo se solucionará”.
    Hoy y cuando gusten, quieran o se les plazca conocer el mundo en donde viven, les prestamos nuestro corazón, para que tengan con qué tentarse para cuando la lástima les calé hasta su lendrosa alma.
    Si ustedes superiores conocieran lo que es vivir como se vive aquí, sentirían la sensación de ayudar. Pero no lo hacen porque seres como ustedes (si así se les puede nombrar) les gusta disfrazar la de por si ya oculta realidad.

    Artículo anteriorResultados Preliminares del Programa de Estímulos Económicos a Estudiantes Sobresalientes
    Artículo siguienteCentro Universitario de Tonalá