Viperina y el jardín de la muerte

261

El teatro para niños cobra relevancia toda vez que un tema sobre la vida, que es complicado de por sí para un adulto, se trata de explicar a un pequeño sentado en una butaca del recinto. En este caso la compañía La Nao de los Sueños, trajo a la muerte. Sí. El extraño fenómeno en que el ser amado ya no está y no volverá jamás, todo esto detrás de un telón.

Para explicarle la muerte a su joven público, la compañía realizó una escenificación en la que se combinan actores y sombras para interpretar un texto del francocanadiense Pascal Brullemans. En este montaje, que se presenta por primera vez en el país, los creadores combinan la iconografía típica del Día de muertos mexicano con un discurso claro y directo sobre la muerte: “La obra es para toda la familia, es sobre dejar ir a un ser querido y soportar la tristeza, esto por medio de dos hermanas que se enfrentan en el Jardín de la muerte. Parece un tema complejo pero la verdad es que los niños lo toman con bastante naturalidad”, comenta Ricardo Pérez, productor de la obra.

El proceso de adaptación del texto, traducido por Pilar Sánchez Navarro, y el montaje le llevó a la compañía cuatro años y diversos fondos del estado.

La historia cuenta la desaparición de Viperina. Tiene nueve años y ha escapado de la escuela para liberar a Hada, su hermana muerta, en una importante misión que inserta a las dos en el Jardín de la muerte con la consigna de librar a su familia de la tristeza.

En la función de la obra se permite el acceso a niños mayores de 6 años. El juego, la broma y las sombras de la muerte serán parte de lo que se verá en el montaje, todo esto a partir de una escenografía en mayor parte multimedia, con música original y paisajes sonoros.

“Hacer teatro para niños es todo un reto. Por eso elegimos elementos que estén cautivando su atención todo el tiempo. Tenemos que hablarles en su idioma y hacerles mirar al frente, para eso necesitamos música, colores y muchos elementos en escena, fue una producción muy compleja pero la disfrutamos mucho”, comenta Pérez sobre el montaje, dirigido por Adrián Nuche.

PRESENTACIÓN

Desde el 17 hasta el primero de noviembre, con algunas funciones especiales por Día de muertos, la obra se presentará los sábados y domingos a la una de la tarde en el Teatro Experimental del Jalisco, Calzada Independencia Sur S/N, Col. Núcleo Agua Azul. Boletos en taquilla.