Una plataforma para los creadores

770

Exponer sus obras a un mayor número de personas fue uno de los motivos por los que la artista Jacqueline Judith Lozano Murillo decidió participar en la pasada Bienal de Pintura José Atanasio Monroy, de la cual resultó ganadora con el primer lugar en la categoría de Artistas Consolidados.

La joven —originaria de León, Guanajuato, y quien se dedica a la plástica desde el 2005— participó en el certamen con tres piezas; la ganadora fue su obra denominada “Ruina arquitectónica”.

“Me siento contenta y agradecida porque no esperaba el reconocimiento. Participas (en la convocatoria) porque te interesa mostrar tu trabajo, y el estímulo te ayuda a seguir creando y desarrollando como artista”, expresó la creadora, quien emplea técnicas como la de pintura mixta.

Este es uno de los casos en el que el premio ha trascendido fronteras. Sobre esto, la rectora del Centro Universitario de la Costa Sur, Lilia Victoria Oliver Sánchez, subrayó que el galardón ha puesto el nombre de la población de Autlán de Navarro en el mapa cultural de México, por su seriedad y prestigio.

Impulsado por el CUCSur, Cultura UdeG, la Secretaría de Cultura y el ayuntamiento de Autlán, el certamen se ha consolidado gracias al trabajo en equipo, comentó Ángel Igor Lozada Rivera Melo, Secretario de Vinculación y Difusión Cultural de esta Casa de Estudio, durante una rueda de prensa efectuada en días pasados en el Museo de las Artes (MUSA), para dar a conocer la convocatoria del premio.

De tres ediciones a la fecha, aumentó en más de 96 por ciento la participación de los concursantes, destacó Lozada Rivera Melo.

Más allá de las cifras, existe un compromiso del premio por garantizar la calidad, más que la cantidad. Con el nivel del jurado se avala que la selección tenga un valor agregado y que no sea una convocatoria para ganar dinero y producir el siguiente cuadro, dijo el también miembro del Comité organizador.

Para esta edición de la bienal se espera la misma o una mayor cantidad de obras inscritas que en 2016, que fue de mil trecientos cincuenta.

Registro abierto
Francisco Huerta Ramírez, ganador del primer lugar en la categoría de noveles creadores en la III edición del premio, con su obra titulada Nuda vida, manifestó su beneplácito por haber recibido el premio hace dos años.

El originario de Tlaquepaque, Jalisco, de 32 años de edad, expresó que este reconocimiento lo “compromete a trabajar y hacer las cosas mejor”.

Invitó a los jóvenes creadores y artistas a que participen en la IV Bienal de Pintura José Atanasio Monroy, que abrió su convocatoria el pasado martes 19 de febrero, y que cerrará el jueves 19 de julio del presente año.

Podrán participar los jóvenes creadores y artistas mexicanos, radicados en Estados Unidos con nacionalidad mexicana y estadounidense, así como extranjeros que vivan en México.

El registro de participación para la bienal será vía electrónica en el sitio www.bienaljamonroy.mx. Los participantes podrán inscribir un máximo de tres obras pictóricas en una de las dos categorías: Noveles creadores o Artistas consolidados.

Los premios para los Noveles creadores son: primer lugar, ochenta mil pesos; segundo lugar, sesenta mil y tercer lugar, cuarenta mil. En tanto que para Artistas consolidados el primer sitio obtendrá cien mil pesos; el segundo, ochenta mil y el tercero, sesenta mil.

Exposición
El premio ofrece diversas estrategias de difusión. Las piezas ganadoras forman parte de la pinacoteca de José Atanasio Monroy del CUCSur. En este sentido, a la fecha se cuenta con ochenta y cuatro obras de artistas triunfadores, recordó Oliver Sánchez, quien es también Presidenta del Comité organizador de la bienal.

Además, se ha consolidado el catálogo de obras dentro de la FIL para su difusión.

También trabajan en el mapeo, que sirve para conocer dónde radican los pintores, cuáles son los temas que abordan, entre otros aspectos encaminados a fortalecer las actividades académicas y la realización de políticas públicas.

Actualmente, las 35 mejores obras de la III Bienal se exhiben en Puebla. La exposición, que es itinerante, continuará en Mérida, Guanajuato y Guadalajara. Hay que recordar que ya visitó diversos centros de la Red Universitaria.

Artículo anteriorEl lago de los cisnes
Artículo siguientePriorización de la seguridad