Una oficina de puertas abiertas

622

La Defensoría de los Derechos Universitarios (DDU) ya tiene oficinas de enlace en seis centros universitarios de la Red Universitaria. El pasado lunes 24 de junio abrió sus puertas la representación en el Centro Universitario de Ciencias Biológicas y Agropecuarias (CUCBA), que estará a cargo de Mario Bautista Bollo.

“Los universitarios tenemos que funcionar como abeja polinizadora para diseminar la semilla de la paz y la justicia en una sociedad que no debe de acostumbrarse a los abusos. Estamos asumiendo el compromiso claro y contundente de la Universidad de Guadalajara contra la violencia en todas sus modalidades”, declaró el rector del CUCBA, Carlos Beas Zárate.

Explicó que esta oficina en el plantel atenderá las quejas por presuntas violaciones a los derechos universitarios hasta las últimas consecuencias, pero además se enfocará en promover la cultura de la paz y la prevención a través de cursos, talleres y jornadas de capacitación.

“Se tienen oficinas prácticamente ya en los centros universitarios de Ciencias de la Salud (CUCS), de los Lagos (CULagos), de la Costa (CUCosta), de la Costa Sur (CUCSur). Y la representación de hoy, en el CUCBA, es emblemática e importante. Antes de vacaciones estaremos instaurando en la mayoría de los centros esta oficina, para que funcionen como embajadores de la paz, de la no violencia”, afirmó el titular de la DDU, Dante Haro Reyes.

Añadió que entre las oficinas de la defensoría que abrirán sus puertas en próximos días, estarán las de los centros universitarios de Ciencias Sociales y Humanidades (CUCSH), de Ciencias Económico Administrativas (CUCEA) y de Ciencias Exactas e Ingenierías (CUCEI). Además, en el Sistema de Educación Media Superior se trabajará con regiones.

Mario Bautista Bollo apuntó que su oficina será de puertas abiertas, y que del 1 de enero a la fecha solamente se han reportado dos casos, ambos de acoso, los cuales fueron canalizados a través de la Secretaría Administrativa del plantel. Ahora, gracias a su representación, todos los asuntos serán atendidos por él.

Sede CUAltos
La Universidad de Guadalajara llegó tarde al reconocimiento del acoso y la violencia al interior de su comunidad, pero ha comenzado a implementar diversas estrategias tendientes a prevenir y erradicar los actos que vayan en contra de los derechos humanos, afirmó la Rectora del Centro Universitario de los Altos, con sede en Tepetitlán, Karla Alejandrina Planter Pérez.

“Quizá en la Universidad llegamos un poco tarde, es cierto, y eso no lo debemos olvidar para que nos sirva como un ejercicio de autocrítica. Lo importante es que llegamos y lo estamos haciendo con voluntad y disposición, y la institución está creando todas las estructuras, definiendo los procesos y estableciendo los mecanismos para que en toda la Red Universitaria estemos trabajando bajo una cultura distinta, que es también expresión de un cambio de época”, dijo la rectora en la ceremonia del corte de listón para inaugurar la oficina de enlace de la Defensoría de Derechos Universitarios (DDU) en el plantel.

Por ello, el CUAltos abrió un espacio para albergar esta oficina de enlace de la DDU, que estará a cargo de recibir y dar seguimiento a las quejas y los casos de abuso o acoso, derivarlas a las instancias correspondientes, así como ofrecer asesoría jurídica, talleres y capacitación en equidad de género a la comunidad universitaria.

Planter Pérez afirmó que abrir esta oficina refleja la voluntad para establecer distintas estrategias que nos lleven a vivir en una cultura de paz y respeto, así como darle cabida a una política que el Rector General de esta Casa de Estudio, Ricardo Villanueva Lomelí, ha impulsado desde el inicio de su administración.

“Esto implica inclusión, implica tolerancia, paciencia y una disposición frente al otro de escuchar, de tratar de entender y de establecer límites sanos”, declaró.

El Defensor de los Derechos Universitarios de la UdeG, Dante Jaime Haro Reyes, aseguró que este es un paso para el tránsito hacia una cultura de paz, donde haya el respeto y la promoción de los derechos humanos, pero sobre todo la defensa y la atención a los derechos universitarios que todos tenemos.

Luego de la inauguración, Haro Reyes encabezó el Taller de violencia de género, en el que habló con los trabajadores y estudiantes acerca del alcance y objetivos de la DDU, en la que, de enero a la fecha, han recibido 168 quejas, de las cuales 32 por ciento tienen que ver con hostigamiento sexual, 18 por ciento con acoso sexual y el resto con acoso escolar (bullying), discriminación a la comunidad Lésbico, Gay, Bisexual, Transexual, Transgénero, Travesti, Intersexual y Queer (LGBTTTIQ), y a miembros de comunidades indígenas o personas con discapacidad.

Artículo anteriorEl viaje de Chihiro
Artículo siguienteInnovación social acciones colectivas y emprendimiento estratégico