Una gruta luminosa

555

Con pocos recursos puede lograrse una producción musical de gran nivel. Sin ser una regla en todos los casos, esta primera circunstancia aplica fielmente en Bloom, el nuevo álbum del dúo Beach House. Victoria Legrand y Alex Scally entregan una grabación que extrae sustancia desde su sencillez, y trasladan una serie de composiciones hacia territorios que, efectivamente, cruzan por el dream pop, pero, al mismo tiempo, demuestran una búsqueda y temperamento en el trabajo de esta pareja.
Devotion y Teen dream, anteriores discos de Beach House, permitieron detectar ese sonido delicado, etéreo y nocturno, para dar un paso terminante con Bloom. Esta producción conserva la línea de arreglos musicales que integran piano y sintetizadores —instrumentos fundamentales para Beach House— y que ahora consiguen llevarnos por una gruta que deja pasar luminosidad.
Entre guitarras oníricas y suaves bases rítmicas, la voz de Victoria Legrand se desliza con profundidad y encanto: “Myth”, “Lazuli”, “Troublemaker”, “The Hours” e “Irene”, representan algunos de los temas que dan vida a esta aventura, episodio que seguramente conducirá por nuevos caminos a Victoria Legrand y Alex Scally.