“Una ciudad para el fin del mundo” gana Premio José Emilio Pacheco

El narrador propone la esperanza en las ciudades a través de la resistencia

754
Foto: Fernanda Velázquez

El Rector General de la Universidad de Guadalajara, Ricardo Villanueva Lomelí, entregó el Premio de Literatura Ciudad y Naturaleza José Emilio Pacheco 2021, en su sexta edición, al narrador mexicano Oswaldo Hernández Trujillo por su obra Una ciudad para el fin del mundo.

Eduardo Santana Castellón, director del Museo de Ciencias Ambientales (MCA), ente organizador del premio, recordó que la creación del galardón está basado en el poema “Alta traición” de Pacheco como “la ética en construcción por la naturaleza, la ciudad y las personas”.

Santana Castellón destacó la aparente paradoja de que el MCA haya creado un premio con el nombre de José Emilio Pacheco, pues “sus versos evocan el espíritu de nuestro espacio en construcción, el MCA, cuya misión es comprender la ciudad e inspirar la conservación de la naturaleza que la sustenta”.

El museo aspira a innovar en la creación de un futuro “que permita albergar lo vivo para no excluirlos de nuestro propio futuro por el daño que le hacemos al planeta”.

Foto: Fernanda Velázquez

La directora de la Feria Internacional del Libro de Guadalajara (FIL 2021), Marisol Schulz Manaut, relató el contratiempo para localizar a Hernández Trujillo y anunciarle el fallo del jurado en su favor. Después de algunos intentos, por fin respondió: el ganador recibió la noticia mientras escalaba una montaña en Canadá.

Durante el proceso de escritura, Hernández Trujillo se preguntó, “¿se puede todavía hablar del futuro de las ciudades como algo esperanzador? ¿Cómo no ver, con cierta dosis de fatalismo, las actuales crisis migratorias y urbanas como un símbolo de un modelo económico, pero también urbanístico fracasados?”.

Él propone en su obra la esperanza en las ciudades a través de la resistencia, concepto tomado del pensador Michel Foucault, “heterotopías”, que son lugares de resistencia.

“Si llenáramos las ciudades de heterotopías quizá lograríamos salvarlas de las catástrofes, o al menos convertirlas en espacios más habitables. Lo único que se necesita es voluntad”, pronunció en su discurso de recepción del premio.

La representante del Jurado, la escritora Cecilia Eudave, destacó que el premio tiene “una visión sobre el futuro, sobre cómo la ciudad y la naturaleza pueden convivir”.

Foto: Fernanda Velázquez

El jurado advirtió, en las obras concursantes, que la pandemia permeó en el desencanto, que planteó distopías, tristeza y cómo se desmoronaba la realidad.

En esta edición del premio, dedicada al cuento, se recibieron 101 trabajos procedentes de Alemania, Argentina, Chile, Colombia, Costa Rica, Cuba, Ecuador, España, Estados Unidos, Guatemala, Perú y México.

Oswaldo Hernández Trujillo es traductor, editor y profesor universitario. Nació en 1981 y creció en el Estado de México. Estudió letras clásicas en la UNAM, donde también cursó la maestría en Lingüística Aplicada. Ha escrito poesía, crónica y crítica para las revistas Tierra adentroKilómetro cero y el Periódico de Poesía de la UNAM. Es autor del volumen de cuentos Ustedes no existen, con el que obtuvo el Premio de Literatura Laura Méndez de Cuenca (2019).

A lo largo de las seis ediciones el Premio de Literatura Ciudad y Naturaleza José Emilio Pacheco ha recibido 735 obras: 69 por ciento de poesía y 31 por ciento de cuentos. Se trata de autores de 195 ciudades de Latinoamérica, El Caribe, Europa, la América angloparlante y Medio Oriente. Del total de las obras concursantes, 35 por ciento han sido escritas por mujeres.

El galardón fue diseñado por un grupo de expertos: Coral Bracho, Mónica Lavín, José Sarukhán, Fernando González Gortázar, Ignacio Solares y Cristina Pacheco, escritora, periodista, cronista, presidenta del premio y viuda de José Emilio Pacheco.