Una biblioteca única para los jaliscienses

131

Una biblioteca de inclusión social, y no de exclusión, inspirada en los principios marcado por la UNESCO de ofrecer un servicio gratuito y de calidad a todo tipo de población, sin distinciones de género, condición social y etnia, es la filosofía que subyace a la creación de la nueva Biblioteca Pública del Estado, que será inaugurada próximamente, según explicó la maestra Helen Ladrón de Guevara, asesora del proyecto.
La también integrante de la Federación Internacional de Asociaciones e Instituciones Bibliotecarias, IFLA (por su siga en inglés), desde el 2001 está trabajando con un equipo de especialistas en bibliotecología y archivología en el plan maestro de la nueva biblioteca, cuyo concepto principal es atender y responder a las necesidades de la comunidad y a las demandas de los usuarios.
“Este proyecto es único en la república porque lo hicieron bibliotecólogos y archivistas profesionales, y único porque se basa en una encuesta sobre lo que querían la población abierta y los usuarios”, explicó Ladrón de Guevara.
Basándose en las ideas de este plan maestro, se encargó el Programa de necesidades del edificio a Anders Dahlgren, uno de los mayores expertos en realización de bibliotecas a nivel internacional.
“Esto marca el dimensionamiento y la distribución de espacios, indica qué tipo de administración y la disposición de los acervos, y qué servicios ofrecer, tanto los tradicionales como los innovadores, que son cerca de 45 que no tenía la anterior biblioteca”.
De este plan resultó la biblioteca más grande de la república, con una superficie total de 44 mil metros cuadrados. “De hecho la denominación original es Centro Magno de Servicios Bibliotecarios y en Información, con capacidad para albergar 3 mil 600 usuarios simultáneos y aproximadamente 2 millones de títulos”, especificó la especialista.
“Era algo que Jalisco necesitaba, por la riqueza documental, sobre todo la antigua que cuenta con 400 mil documentos, y por las grandes colecciones privadas que no se sabía dónde poner. Ahora van a estar para el disfrute de la oblación general y al servicio de la investigación”, añadió.
La nueva Biblioteca del Estado será una biblioteca general contemporánea, que ofrecerá servicios con una gran variedad de formatos, desde el papel a las electrónicas, fondos especiales para la investigación, espacios para el autoaprendizaje, para personas de reciente alfabetización y para niños. Sin contar las propuestas innovadoras, como la mediateca, sala de cómputo con 400 computadoras, auditorios, centro para personas con habilidades diferentes, talleres y exposiciones.
“Va a ser un parte agua, y va despertar una grande expectativa no solo a nivel local y nacional, sino a nivel internacional”, concluyó Ladrón de Guevara.