Un día sin internet

421

Un gran apagón tecnológico llevarán a cabo gigantes de Internet, para protestar contra una ley antipiratería que Estados Unidos pretende implementar a partir de este año. Esta iniciativa llamada SOPA (Stop Online Piracy Act), proyecta cerrar cualquier sitio web sospechoso de contener material que viole los derechos de autor o propiedad intelectual de su dueño original y que estén usándose sin su aprobación o consentimiento.
Por tal razón Google, Facebook, Twitter, Yahoo, Wikipedia, Amazon, Mozilla, eBay y LinkedIn, y otros famosos sitios, difundieron que van a dejar de funcionar las 24 horas del próximo 23 de enero, un día antes de que el Congreso de Estados Unidos vote la aprobación o desaprobación de la citada ley.
Las industrias que están a favor de ley son la Motion Picture Association of America (MPAA), la Asociación de la Industria de Grabación de América (RIAA), y la Cámara de Comercio de EE.UU y los gigantes tecnológicos Intel, Adobe, Apple, Dell y Symantec, entre otros.
En entrevista con la maestra Carmen Rodríguez Armenta, coordinadora de Planeación y Desarrollo Institucional, de la Universidad de Guadalajara —y primera mujer en la Academia Mexicana de Informática—, opina que esta ley obedece a intereses económicos.
“Es por todos conocido que las grandes empresas trasnacionales que ganan mucho dinero en base a simple protección de sus derechos de autor y que son generalmente monopólicas no han querido abrir sus contenidos; es decir, no es lo mismo lo que gana un artista cuando compone una canción y la comercializa directamente con el usuario final, a que si existe una empresa, por ejemplo, Sony Music, compañía que gana la mayoría de las regalías por promocionar al artista y por vendernos la música. Entonces, es natural que todas estas empresas comiencen a generar presión ante la cámara de diversos países en este caso Estados Unidos, porque es ahí donde están las empresas más poderosas y son las intermediarias en la parte de la cinematografía y la música por decir algunas”.
Rodríguez Armenta considera que esta propuesta se está generando a partir del posible fracaso del Acuerdo Comercial Antifalsificación ACTA (Anti-Counterfeiting Trade Agreement) que pretendían establecer, desde 2007, Estados Unidos, la Unión Europea y Japón, principalmente.
“Internet es libre y no se debe regular, debe seguir como nació: libre, a través de la colaboración”. La aprobación de la ley permitirá el bloqueo de aquellos sitios que divulguen sin permiso contenidos con derecho de autor y los obliga a quitar de sus páginas toda información que haya sido agregada y que tenga copyright. Los grandes afectados pudieran ser los mencionados Google, Facebook, Youtube, entre otros.
En este aspecto la maestra Carmen Rodríguez dice que “la maravilla del internet es la creación colectiva y social que realizamos todos los que ahí subimos opiniones, información y fotografías, y la mayor riqueza es el aprendizaje colectivo. Al momento en que eliminas todo este tipo de sitios sociales corres el riesgo de que ese aprendizaje y de que ese proceso de creación colectiva se suspenda o que se empiecen a generar acciones judiciales, como el caso de los dos twiteros, de Veracruz, los que lanzaron una broma no grata y fueron condenados por ciberterrorismo, pero la presión de ciudadanos conscientes, por medio de las redes sociales, hicieron que el gobierno los pudieran soltar y se pudieran reformar las leyes en ese estado”.
También observa que en el caso de México ya existen 17 leyes que regulan los derechos de autor y esta nueva ley en Estados Unidos obedece totalmente a la presión de grandes empresas y que nos afectará indudablemente.
La maestra Rodríguez Armenta asegura que en el caso de la Universidad de Guadalajara se tiene respeto a los derechos de la propiedad intelectual, porque se pagan las licencias de los diferentes software que utiliza y por ello también exista un grupo importante de software libre dentro de la casa de estudios.
Finalmente refiere que se requiere una acción de educación, para no comprar películas piratas, o no bajar películas de internet, porque éste es solamente un medio.
“Las autoridades saben en donde están los procesos de piratería, entonces el generar una circunstancia de regulación de Internet va más allá de los simples derechos de autor, porque con internet ha habido cambios sociales muy importantes a nivel mundial como lo que sucedió con la Primavera írabe, como lo que sucedió en Siria, en Egipto, donde gracias a internet los grupos sociales dijeron ya no podemos más con estos tiranos, entonces reunámonos compartamos información, por esta razón cualquier gobierno va a estar tentado a estar revisando que es lo que está haciendo su sociedad en la redes sociales”.