Después del sismo que se registró el mediodía de este 19 de septiembre, en punto de las 13:05 horas, hasta el momento no se tienen detectados daños estructurales que impidan que sean realizadas actividades en los edificios que constituyen las instalaciones universitarias. Por lo que este martes 20 de septiembre, los alumnos podrán tomar clases y el personal académico y administrativo regresar a laborar.

En el Centro Universitario del Sur (CUSur), ubicado en Ciudad Guzmán, donde se registró el desprendimiento de muros de tablaroca de la fachada del edificio L, se dio atención médica a cuatro personas con lesiones menores -raspones y heridas leves-, además de ocho personas que fueron atendidas por crisis nerviosa. Este Centro Universitario es el único en donde se mantendrá la suspensión de actividades, con el fin de realizar una revisión más exhaustiva de las instalaciones.

De acuerdo con José Luis Velázquez González, jefe de la Unidad de Protección Civil Universitaria, en el SEMS hay el reporte de 23 escuelas con daños mínimos, como pequeñas grietas, pisos levantados, cristales tronados.

En cuanto a los centros universitarios, tres presentaron daños no estructurales, se trata de los centros universitarios ubicados en Ciudad Guzmán (CUSur), Autlán (CUCSur) y el de Puerto Vallarta (CUCosta).

En Puerto Vallarta reportan daños no estructurales ni de gravedad en tres edificios; en el CUCSur fueron reportados daños leves, como cristales rotos y pisos levantados y otros que no afectan la estructura de los edificios.

En términos generales no hay daños considerables, ni estructurales reportados en ningún centro universitario, ni preparatoria.

En cuanto al Edificio de Rectoría General, además de Protección Civil Universitaria el edificio fue inspeccionado por miembros de la Unidad Estatal de Protección Civil y Bomberos de Jalisco y se determinó que es viable su uso.

Participan en macrosimulacro 830 trabajadores del edificio de Rectoría General

Con el fin de que trabajadores administrativos estén preparados para cualquier eventualidad que requiera una evacuación total de las instalaciones universitarias, un total de 830 personas que laboran en el edificio de Rectoría General de la Universidad de Guadalajara (UdeG) participaron en el macrosimulacro nacional 2022, convocado por la Coordinación Nacional de Protección Civil del gobierno federal.

La Red Universitaria se sumó al macrosimulacro por invitación del Sistema Nacional de Protección Civil y la Unidad de Protección Civil y Bomberos de Jalisco, en el marco del Día Nacional de la Protección Civil, que se conmemora en todo el país cada 19 de septiembre.

La hipótesis de riesgo para el edifico de Rectoría General fue un sismo de magnitud 8.1 en la escala de Richter, con epicentro en la costa de Michoacán.

En punto de las 12:19 horas sonó la alarma que indicaba el inicio del simulacro. Un total de ocho minutos fue el tiempo que transcurrió hasta que todos los trabajadores administrativos abandonaran el edificio.

Foto: Abraham Aréchiga

El tiempo récord en que se había logrado evacuar el edificio es de cinco minutos, de acuerdo con información proporcionada por el Rector General, doctor Ricardo Villanueva Lomelí, quien agregó que había que mejorar los tiempos de evacuación, a pesar de que ocho minutos no es un mal tiempo.

Destacó que desde hace dos años no se tenía la práctica de tener un simulacro, y era importante retomarla de nuevo.

Explicó que en la UdeG dos veces al año se hace un simulacro, cada seis meses, para que los trabajadores administrativos, académicos y de servicio conozcan cuáles son los puntos de reunión, lo que es importante considerando que en los planteles hay estudiantes de primero a cuarto semestres a los que no les había tocado participar en un simulacro.

Sobre la participación en los demás planteles universitarios, fueron invitados 180 mil personas a sumarse al macrosimulacro, y hasta el momento está en revisión la base de datos para saber el número total de quienes participaron, indicó José Luis pVelázquez González, Jefe de la Unidad de Protección Civil Universitaria.

Posterior al ejercicio de evacuación se hizo una revisión del edificio, como se haría en caso de que sucediera un temblor.