Termina en GDL vacunación del proyecto Mosaico contra el VIH

Fueron 84 hombres tapatíos los seleccionados para participar en la fase 3. En el mundo se trabaja con 3 mil 980 participantes para validar la eficacia de la vacuna

2242

Concluyó en el Antiguo Hospital Civil de Guadalajara (HCG) Fray Antonio Alcalde la aplicación de la fase 3 de vacunas a 84 tapatíos voluntarios que participan en el proyecto Mosaico.

Fue el pasado jueves 21 de julio cuando se suministró la última dosis (de cuatro que integran el esquema) del fármaco que busca evitar la infección por VIH.

A partir de ese momento, y durante un año y medio, se inicia la segunda parte de la fase 3 de esta vacuna, creada por Johnson & Johnson, que consistirá en el monitoreo de su comportamiento y en validar el porcentaje de protección.

La vacunación terminará el 23 de septiembre, al igual que en el resto de las ciudades del mundo donde también se aplica Mosaico (Argentina, Brasil, Italia, México, Perú, Polonia, España y los Estados Unidos).

En el mundo participan 3 mil 980 personas en esta fase experimental de la vacuna contra el VIH.

La Jefa de la Unidad de VIH del HCG, Luz Alicia González Hernández, recordó que el proyecto está pensado para probarse en hombres que tienen sexo con hombre con alto riesgo de contagiarse, pues en México son el grupo que presentan más dicha condición de infección por VIH, aunque recalcó que la enfermedad no exenta a ningún grupo social.

«El 23 de septiembre se aplica la última dosis y a partir de ahí pasará año y medio más para que concluya el protocolo, que busca demostrar que la vacuna puede prevenir la infección por VIH».

Detalló que el esquema es de 4 dosis; una aplicada cada tres meses (un año en total).

«En total somos 56 centros de investigación de VIH. En México fuimos tres: Guadalajara, Mérida y Ciudad de México. Participaron 368 personas mexicanas. Es la primera vez que México participa en un protocolo de vacunación«.

Destacó que esto es importante porque al probarse la vacuna en el país se está considerando las características genéticas de la población, no como en otras medicinas o vacunas que sólo se probaron en grupos poblacionales con genética distinta a la mexicana.

«En la última década Mosaico es el único protocolo de vacuna contra VIH que ha pasado a la fase 3. En esta fase debe demostrarse que realmente previene la infección«, indicó.

Después de esta prueba experimental se conocerá el porcentaje de eficacia. «Se espera que tenga al menos en 70 por ciento de protección».

Luego de eso se llevará a la fase 4, que ya implica la comercialización de la vacuna.

«La fase 4 es que las vacunas probaron ser eficaces y seguras».

Hasta el momento se ha visto que en la aplicación de la vacuna Mosaico hay punción, puede haber fiebre, dolor muscular y articular. Pero hasta ahora no ha habido eventos graves.

«De los 84 participantes en el Área Metropolitana de Guadalajara, la mitad percibieron placebos, es decir sólo agua salina y la otra mitad sí recibieron el componente activo de la vacuna. Ni los participantes ni los investigadores saben en qué grupo está cada uno; eso se va a destapar hasta que termine todo el estudio a nivel mundial», recalcó.

La intención de esto es determinar si el grupo de vacunados se infecta menos que el que realmente no lo está. «Esto puede escucharse cruel, pero no hay que con qué compararlo, no hay otra vacuna preventiva contra VIH para ver cuál previene más», indicó la especialista.

Al final del proyecto, quienes recibieron el placebo (y no se contagiaron) se les aplicará el esquema completo de Mosaico.

Recordó que la farmacéutica Moderna, desde noviembre de 2021 comenzó la fase 1 de otra vacuna contra el VIH con tecnología RNA mensajero, que podría significar un fortalecimiento en el esquema de vacunación, tal como ya ocurre con las vacunas contra el COVID-19, pues mejoraría la respuesta en los anticuerpos.

Indicó que para el HCG es un orgullo participar en la prueba de esta vacuna. En la Unidad de VIH de dicho hospital trabajan 18 personas, más cinco educadores. En total son 23 personas en el proyecto.

En la atención al grupo de hombres que participan también se les apoya con exámenes para identificar enfermedades de transmisión sexual (pues si se cuenta con alguna aumenta la posibilidad de contagio de VIH, por lo que se busca atender); además de que se les dota con paquetes de condones.

Recordó que la vacuna será una alternativa más a la prevención del VIH, como ya la pastilla del profilaxis preexposición (PrEP), que se toma todos los días.