Técnicas para detectar de manera oportuna el cáncer de mama

Mamografía, ecografía, tomosíntesis, son estudios complementarios que coadyuvan en la detección de posibles casos; sin embargo, esto no descarta que las mujeres a partir de los 18 años tengan que realizarse de manera periódica la autoexploración

348
Foto: Jorge Íñiguez

Es un mito que la mamografía ocasione cáncer de tiroides o aumente el riesgo de tenerlo. No se ha establecido una relación que lleve a sacar esa conclusión, afirmó Cristina Cerda de la Torre, encargada del Área de Diagnóstico de Patologías Mamarias, del Hospital Civil de Guadalajara (HCG) Fray Antonio Alcalde.

Explicó que la mamografía es el estudio ideal para la detección de cáncer de mama, y requiere menos de diez minutos para hacerlo, con un equipo especial para revisar la glándula mamaria.

Las mamografías para detección oportuna están indicadas para pacientes de la población en general arriba de cuarenta años y debe hacerse una cada año. Se les pide a las mujeres que acudan sin desodorante, sin haberse puesto talco o crema y aseadas, pues algunas de éstas tienen minerales que pueden propiciar una falsa alarma y generar confusión.

Foto: Jorge Íñiguez

Las transformaciones que han tenido los equipos para hacer mamografías implican menos molestias para las mujeres y disminución del dolor, señaló.

Están dotados de sensores que marcan cuál es la comprensión de los senos adecuada para obtener resultados del estudio. En el pasado, quedaba a criterio del técnico si ejercía más presión, y actualmente eso ya no es necesario.

Además, se han hecho adecuaciones en los compresores (paletas de plástico que comprimen la mama), con materiales más suaves que se adaptan a los senos, contribuyendo a la disminución de molestias.

Estudios complementarios

Mamografía y ecografía son estudios complementarios, ya que dependiendo de la densidad de la mama (es decir la cantidad de tejido glandular), se pueden ocultar en la mamografía algunas lesiones, para esos casos, la ecografía es mucho más sensible para poder ver ese tipo de lesiones, dijo.

“Igual si es detectada una bolita con la mamografía, gracias a la ecografía se pueden distinguir perfectamente las lesiones quísticas de las lesiones sólidas”.

Explicó que la tomosíntesis es otro complemento de la mamografía y un método preciso de toma de imagen tridimensional de la mama por rayos x.

Foto: Jorge Íñiguez

Importancia de la autoexploración

La mamografía no descarta la autoexploración: a partir de los 18 años, una vez al mes, una semana después de que haya concluido el periodo menstrual de la mujer, si es regular, o en día fijo (por ejemplo el día primero del mes) si es irregular, agregó Socorro Esmeralda Ibarra Delgadillo, adscrita a la Clínica de Mama del Hospital Civil de Guadalajara Doctor Juan I Menchaca.

“Es ideal que se vean frente al espejo, que chequen la simetría de sus mamas, que observen sus pezones, que no estén hundidos, que no tengan salida de secreción, y que traten de tocar toda su mama, ya sea en gajos o en forma de espiral”.

“La persona debe levantar el brazo, colocarlo arriba de la cabeza, y tocar la parte axilar buscando que no haya alguna bolita”.

Explicó que se puede sospechar de cáncer de mama si la mujer encuentra que su pezón se hunde, así como salida de secreción, que haya cambios en la piel de la mama, como puede ser la piel naranja o aumento de la vascularidad (que vean muchos vasos sanguíneos en su piel), detección de una bolita y que se hunde la piel en la zona donde se la detectó.

Cuando se detecta una bolita en el seno el abordaje primario se hace dependiendo de la edad de la paciente: si tiene menos de cuarenta años y no tiene antecedentes de cáncer de mama en su familia, como mamá o hermana, se manda hacer un ultrasonido mamario, y si se requiere se hace una biopsia y la muestra de tejido se manda a analizar.

Si el reporte es que efectivamente es un cáncer de mama, se le puede hacer una cirugía conservadora, o una mastectomía radical que implicaría quitarle la mama.

Si es una paciente que tiene más de cuarenta años y se detecta una bolita, entonces se le manda hacer una mamografía o mastografía y ultrasonido de mama, y dependiendo de los resultados se toma una biopsia, y si es un cáncer de mama, entonces procedería a hacer una mastectomía o cirugía conservadora de la mama.

El HCG junto con la Fundación Universidad de Guadalajara invitan a la población femenina en general a participar en la Campaña ¡Tócate ! Contra el Cáncer de mama. Para ello deberán registrarse para programar una consulta en la página https://tocate.udg.mx/

En dicha página podrán también encontrar recomendaciones e información general sobre el cáncer de mama y la campaña.