Małgorzata Szumowska

Ella pertenece a los cineastas polacos más destacados y cubre una amplia filmografía, en la que se ha desempeñado como guionista, productora y directora de documentales y largometrajes. Ha sido galardonada con varios premios internacionales, incluido el premio Teddy por In the name of, en la Berlinale, y el Silver Leopard en el Festival de Cine de Locarno por 33 scenes from life. En esta edición del Festival Internacional de Cine en Guadalajara recibió el Mayahuel Internacional.

LAURA SEPULVEDA / FOTO: © FICG / ANA CRISTINA MARTÍNEZ

¿Cómo se siente de haber sido homenajeada en el festival?  Es muy importante, creo que no es tan común este tipo de reconocimientos, me siento muy honrada de estar aquí y recibir esta presea. Es un honor, especialmente porque me sigo considerando una realizadora que hace cine en proceso, haciendo lo que se me ponga enfrente. Este reconocimiento me da energía para fortalecer mi carrera, en la cual sigo dando todo.

¿Cómo ha sido la participación de Polonia en el FICG37? Creo que es una gran oportunidad para mostrar el cine de mi país, que esté en el foco, y es muy importante que en estos días se le haga un tributo al cine y a la gente de Polonia que ha ayudado a millones de personas que han emigrado de Ucrania, por lo que es un gran gesto de nuestros amigos mexicanos el hacer visible esto, haciéndonos sentir muy bienvenidos. 

Además del cine, ¿qué otros aspectos unen a México y Polonia? Creo que existen muchas similitudes, somos muy directos, emocionales, muy apegados a nuestras culturas, tradiciones y en la religión, por lo que siento que hay muchas cosas en común. 

¿Se puede a través del arte generar puentes que nos conecten para que estemos unidos y seamos más empáticos? Es un momento único en el mundo, porque tenemos la guerra, COVID, el cambio climático, por lo que desde mi perspectiva hay muchas vertientes al mismo tiempo que favorecen el contar historias importantes, y no sólo trabajar en el entretenimiento que podría ser un pérdida de tiempo. El mundo está cambiando y es momento de contar historias que alienten y den esperanzas, más que entretener. 

Platiquénos de su última producción, Tormenta infinitaEs una película totalmente diferente a lo que acostumbro hacer, porque normalmente trabajo con mis guiones. En esta ocasión, recibí varios guiones y propuestas de películas de autor y encontré esta historia interesante, que ocurre en montañas escondidas y tomé la decisión de realizarla. Además fue un proyecto amigable con el confinamiento, ya que fue realizado durante la pandemia, estuvimos trabajando en exteriores, en las montañas, sólo con dos actores y un equipo reducido. Fue una experiencia diferente e importante. 

¿Cómo fue la experiencia de trabajar con la protagonista, Naomi Watts? Ha sido un honor trabajar con Naomi, nos hemos convertido en amigas, tenemos un proyecto próximo para trabajar con temas como la menopausia y las mujeres.

¿Cuáles son sus próximos planes?  Recientemente he pasado de los guiones que son en inglés y estoy enfocada en proyectos que sean en polaco, para representar toda esa historia, tengo otros proyectos que serán en inglés, pero por el momento estoy enfocada en lo que es Polonia.

¿Como mamá y directora cómo vive el cine con sus hijos? Ha sido algo muy orgánico, tengo un hijo de 18 años y él dice que no le interesa el mundo del cine, pero mi hija sí lo ve como si todos los niños también vivieran de esta manera. La última vez nos sentamos a ver juntas Coco, es nuestra película favorita.

Post Views: 262