Sueños rotos para el TKD

468

No es la primera vez y probablemente no sea la última, lo cierto es que una vez más los sueños de varios deportistas quedan truncados por decisiones de algunos dirigentes que más que promotores se convierten en detractores del deporte universitario.
El turno en está ocasión fue para cuatro de los integrantes del equipo de taekwondo de la UdeG, que luego de sus buenos resultados obtenidos en la pasada Universiada Nacional, fueron preseleccionados para ser evaluados y así ver la posibilidad que conformaran la selección que participaría del 16 al 20 de julio en el Campeonato Mundial Universitario en Belgrado, pero la evaluación nunca llegó.
Fueron días de incertidumbre, desinformación y entrenamiento al máximo, la primera postura fue que no había presupuesto para tal competencia, por lo tanto, el siguiente paso era buscar apoyos por donde fuera para la justa mundial. La espera para la evaluación continuaba y los rumores de que sería otro grupo de deportistas el que participaría en dicho mundial eran cada vez más fuertes.
La siguiente información que tuvieron los atletas fue que México no participaría y, al final, ya todo estaba arreglado con anterioridad, una selección incompleta del Compromiso Integral de México con sus Atletas (CIMA), sería quien representaría a México en Belgrado.
Hoy los sueños están fracturados, la credibilidad en las autoridades se tambalea y lo peor es que la pasión por el deporte también está en riesgo.
Para su entrenadora Aurora Casillas, tampoco ha sido fácil, ella también luchó hasta el final, ante un sistema deportivo cada vez más dudoso.
“Es lamentable lo que pasa con el deporte universitario, tanto yo como las autoridades deportivas de la UdeG, nos mantuvimos al pendiente del proceso sin obtener respuesta, por una parte estos eventos deben ser calendarizados con anticipación para la designación de presupuesto; sin embargo, no se hizo”.
Expresa que es triste y provoca impotencia darse cuenta que los chicos universitarios que van a la escuela, trabajan y se esfuerzan, pierdan el derecho de ir a unos juegos que son para universitarios.
“En los últimos dos campeonatos mundiales México no se ha presentado, por lo que hablamos de un rezago en el deporte universitario y sonaba ridículo que un año antes de la Univerisada Mundial no se asistiera en un evento al que asistirán los que participarán en el 2009”.
Más allá de la calidad de los atletas de CIMA, el hecho más indignante para Aurora Casillas, es el que a sus pupilos les fue arrebatado un derecho que ganaron a pulso en la duela de competencia.
“Es una arbitrariedad, el problema es que el comisionado técnico nacional no hizo su trabajo que era estar al pendiente de un presupuesto y no defendió a la comunidad universitaria, además de que se pasó por alto a todas las instituciones. CIMA no va con el equipo completo, y participa por medio de atletas becados por diversas instituciones, no entiendo qué pasa, quitan el derecho que el atleta se lo gana a pulso”.
Señaló que luego de esta situación el titular de la Coordinación de Cultura Física de la UdeG, Jurgen Hunefeldt, manifestó su inconformidad a las autoridades federales del deporte para evitar que este tipo de anomalías se presenten en el futuro.
Por lo pronto se analiza la posibilidad de que el equipo de taekwondo de la Universidad realice un campamento de entrenamiento en Cuba, con miras a lo que será su participación en el Campeonato Panamericano de la especialidad, a realizarse en Puebla a mediados de septiembre y de la Universiada Nacional y Mundial del 2009.
“Ya platiqué con mis atletas, les dije que es lo que sigue: hay que dar vuelta a la página, pero seguiremos luchando con las políticas”.