Síndrome de Ramsay Hunt afecta a personas con sistema inmune bajo

El paciente afectado puede presentar dolor severo de oído, parálisis facial, pérdida de la audición y vértigo

453

En la unidad Fray Antonio Alcalde del Hospital Civil de Guadalajara (HCG) son detectados tres o cuatro casos de pacientes con el síndrome de Ramsay Hunt al año, cuya frecuencia en la población en general es muy baja, ya que representa alrededor del 1 por ciento de todas las parálisis faciales, afirmó Noraima Rodríguez Guevara, del Servicio de Otorrinolaringología del mencionado nosocomio.

El síndrome de Ramsay Hunt altera al oído externo. Éste es afectado por la aparición de vesículas o pequeñas ampollas en el pabellón auricular (la parte externa del oído que está en los lados de la cabeza, alrededor de la apertura del conducto auditivo), las cuales pueden extenderse a mejilla, mandíbula y frente, es decir en toda el área de influencia del nervio afectado. El paciente puede presentar también dolor severo de oído, parálisis facial, pérdida de la audición y vértigo.

Este síndrome puede ser desencadenado, principalmente, por el virus del Herpes labial o de la Varicela zóster, que puede afectar, principalmente, al nervio vestibulococlear, que ayuda con la audición y con la percepción del espacio; al nervio trigémino, -relacionado con la sensibilidad- y al nervio facial.

La especialista señaló que el virus de la varicela en el organismo no significa que el paciente desarrollará forzosamente Ramsay Hunt. La varicela afecta a la piel, y ya hay vacunas para que la persona no enferme de manera grave.

Explicó que las personas que tienen un sistema inmune comprometido por una infección, por enfermedades como diabetes, inmunodeficiencia por VIH, que hayan tenido COVID 19 de manera reciente, que tengan mucho estrés o porque se hayan aplicado recientemente vacuna, son los tipos de pacientes que pueden llegar a desarrollar el síndrome de Ramsay Hunt.

El virus estará latente en el paciente y se aloja en las terminaciones nerviosas. Cuando el paciente tiene baja de defensas, el virus se activa. Entonces debe haber un control de las enfermedades sistémicas como diabetes para evitar que se vuelvan a detonar los episodios por baja de defensas. Es muy difícil eliminar el virus. Hay investigaciones enfocadas en ese sentido, pero todavía no han logrado su objetivo.

Destacó que no hay forma de prevenir el síndrome de Ramsay Hunt. Es una condición aleatoria, no existe un factor de riesgo o medidas que se tengan que seguir para que las personas lo eviten, pero hay que tener en cuenta que los pacientes que les puede llegar a afectar son aquellos que tienen un sistema inmune bajo.

Los afectados con el virus deben esforzarse por mejorar su sistema inmune, manteniendo controladas sus enfermedades sistémicas, procurando niveles bajos de estrés, hacer ejercicio y una alimentación balanceada, y cuando hay un brote, acudir con su médico, quien puede darle algún tratamiento.

Indicó que si una persona toca las vesículas activas de un paciente afectado por el síndrome de Ramsay Hunt podría desarrollar varicela o herpes, y es muy difícil que desarrolle el síndrome, ya que tendría que estar en las mismas condiciones inmunológicas que el afectado.

Algunas medidas que pueden seguir los que tengan contacto con un afectado con el síndrome son evitar tocar las vesículas y después frotarse otras áreas del cuerpo o mucosas. Es recomendable el uso de guantes y lavado de manos con agua y jabón neutro.

Las personas que tengan síntomas relacionados con el síndrome deben ir a consulta con otorrinolaringólogo, en el caso de acudir al HCG, la parálisis facial y pérdida de la audición son tratados como una urgencia médica. Las personas serán valoradas, e iniciarán tratamiento lo antes posible.

Mencionó que si una persona nota algún tipo de asimetría en su cara, no puede mover la mejilla, la ceja o no puede cerrar el ojo, hay que sospechar que es un caso de parálisis facial.