Silvia Eugenia Castillero: la felicidad en el arte

La poeta y directora de la revista literaria "Luvina", y profesora investigadora del Departamento de Letras del CUCSH, fue reconocida en la categoría literaria del Premio Jalisco 2021; galardón que en esta edición que fue otorgado también a otros dos miembros de la comunidad universitaria

1255
Foto: Abraham Aréchiga

El camino literario ha permitido a Silvia Eugenia Castillero encontrar la felicidad, ya que no puede concebir su vida sin la dimensión artística, sin poder leer, escuchar música, apreciar el arte plástico, la fotografía o el cine.

Ligada a la literatura desde corta edad, la directora de la revista Luvina de la Universidad de Guadalajara e integrante del Sistema Nacional de Creadores desde el año 2007, fue reconocida en la categoría literaria con el Premio Jalisco 2021, que otorga el Gobierno del Estado para distinguir y estimular a las personas que hayan destacado por sus actos, obras, proyectos o por una trayectoria ejemplar en favor del estado, el país o la humanidad.

¿Qué significa para ti este reconocimiento?

Me siento muy honrada, muy contenta, siempre que se reconozca el trabajo que uno realiza durante tanto tiempo y día con día es muy reconfortante. Creo que recibir un premio responsabiliza ante el trabajo que uno desempeña, es una satisfacción y un compromiso.

¿Qué momento se vive en el mundo de la literatura?

Yo creo que la literatura está pasando por un momento vital, porque con la pandemia se han disparado muchísimas cosas, muchas reflexiones sobre las formas artísticas. Este confinarse nos volcó justo hacia la literatura, a la lectura y los creadores crearon más, hay productos literarios muy valiosos.

Foto: Abraham Aréchiga

¿A este respecto, qué pasa en México?

El arte en general en México está vigoroso, la literatura también. Es un país muy saludable desde el punto de vista literario, siempre hay buenos autores, hay jóvenes que están proponiendo formas nuevas, diferentes, muy buenos, vamos bien. Las redes sociales están propiciando que se escriba de manera efímera, muy fugaz, a veces hasta con muchos errores, pero hay escritores que han transformado eso en la materia prima de una escritura muy original y están surgiendo cosas interesantes.

¿Cuáles son tus planes?

Escribir, siempre estoy escribiendo, estoy trabajando un libro nuevo, quiero publicar uno que tengo inédito y estoy trabajando mucho con la música, con el sonido, con esta dimensión sonora de la lengua, estoy tratando de abordar otras lenguas desde el español. Con Luvina seguir trabajando con la revista, que es maravillosa, es el trabajo de todo un equipo, cada número estamos investigando qué publicar y quiénes son las voces nuevas que sean grandes escritores y que no se conocen. El único elemento que pedimos como requisito es que sea una literatura de calidad, nos interesan las voces consolidadas y los jóvenes.

¿Que te ha dejado la literatura?

Son muchísimos años en esto, desde niña escribo, como a los 16 años empecé a escribir de manera más seria, estuve haciendo talleres, estudié Letras y siempre fue un mundo que me interesó. Crecí en una familia musical y de libros, siempre estuve ligada a la literatura y mi papá me recitaba poemas. En todo este camino he pensado en la felicidad que da el arte y las angustias en el camino de la creación, que es de muchas dificultades.

Disfrutar del arte es maravilloso, una felicidad es lo que he vivido y es lo que voy a seguir viviendo toda mi vida.

Foto: Abraham Aréchiga

Otros dos integrantes de la comunidad de la Universidad de Guadalajara (UdeG) fueron reconocidos con el Premio Jalisco 2021, que otorga el Gobierno del Estado con el objetivo de distinguir y estimular a las personas que hayan destacado por sus actos, obras, proyectos o por una trayectoria ejemplar en favor del estado, del país o de la humanidad en las categorías: Humanística, Literaria, Cultural, Cívica, Laboral, Científica, Deportiva y Ambiental.

Además de  Silvia Eugenia Castillero, fue reconocida la egresada de la facultad de Derecho de la UdeG, Alfonsina Berta Navarro Hidalgo, quien tuvo una larga y destacada trayectoria en el Poder Judicial de la Federación, al que consagró su vida, distinguiéndose por su trabajo, su compromiso con la impartición de justicia y su desempeño sobresaliente, por lo cual recibió un reconocimiento póstumo en la categoría Laboral.

Así como el biólogo Manfred Meiners Ochoa, egresado del Centro Universitario de Ciencias Biológicas y Agropecuarias (CUCBA), especialista en conservación de la naturaleza, divulgador científico, fotógrafo y amante de la naturaleza, quien fue reconocido en el ámbito Ambiental.

Los homenajeados recibieron como premio un pergamino y 100 mil pesos. En esta edición fueron postuladas 56 personas en la convocatoria. De 1950 a 2021 se han entregado poco más de 250 reconocimientos.

Artículo anteriorDos perspectivas de las elecciones extraordinarias en Tlaquepaque
Artículo siguienteFirman acuerdo para prevenir la discriminación y fomentar la inclusión en UdeG