Sergio Antonio Durán Graciano

509

Ayudar a los demás es para él una satisfacción. Por eso impulsó la creación de un bufete jurídico de servicio social en Ciudad Guzmán. Se trata de Sergio Antonio Durán Graciano, quien fue acreedor a la presea Servicio Social Universitario Irene Robledo dentro de la categoría trayectoria social individual por aportaciones al servicio social universitario.
La Secretaría Académica del Centro Universitario del Sur (CUSur), postuló al académico para recibir dicho galardón. “Víctor Hugo Prado Vázquez hizo la propuesta y resulté ganador”, dijo el aludido.
El CUSur tuvo su bufete jurídico para servicio social hace una década. A Sergio Antonio Durán Graciano le tocó fundarlo. Tiene como actividad principal la atención a la comunidad ofreciendo asesoría jurídica gratuita a las personas de escasos recursos. “Yo dirigí el bufete desde 1999 hasta febrero de este año, cuando obtuve mi jubilación”.

¿Qué obstáculos enfrentó al abrir el bufete jurídico?
Por desconocimiento la gente no iba en un principio, pero al haber difusión sobre el mismo empezamos a tener afluencia.

¿Qué satisfacciones tuvo al estar frente al bufete?
El obtener sentencias favorables en los casos que llevábamos por demandas por no otorgamiento de pensión alimenticia para las madres y los hijos. Es muy común en Ciudad Guzmán la violencia intrafamiliar y en consecuencia los divorcios. También llevábamos divorcios. Nosotros buscábamos siempre la conciliación de las partes, pero había casos donde ya no había remedio. Entonces tratábamos de que la separación fuera por mutuo consentimiento para evitar desgaste y problemas para los hijos, pero también cuando había necesidad de demandar lo hacíamos.

¿Qué significa para usted la presea Irene Robledo?
Me llena de orgullo. Significa para mí un reconocimiento a un trabajo realizado en forma cotidiana durante diez años.

¿Como académico qué funciones desempeña actualmente?
Me jubilaron con 35 años de antigí¼edad. Pude haberme jubilado antes, pero continué en la docencia y pienso seguir activo como académico mientras las condiciones me lo permitan. Actualmente me desempeño como profesor honorífico en el CUSur, es decir, no percibo sueldo por estar delante de un grupo.

¿Qué clases imparte actualmente?
Actualmente imparto las materias de introducción al estudio del Derecho y la de Derecho Civil II.
¿Por qué sigue dando clases?
Después de tantos años… De toda una vida de estar en contacto con los muchachos es muy difícil dejar una actividad que a uno le gusta. Tengo bastante experiencia y me gusta poderles aportar algo, además el contacto con los estudiantes vivifica. Uno se siente con bastante energía. Ya no tengo actividades en el bufete, pero quiero seguir haciendo labores de carácter social. Para mí eso es primordial.

¿Por qué le gusta dar clases en CUSur?
El contacto con los muchachos es muy personalizado, muy cercano. A diferencia de lo que ocurre en la capital, en donde el trato de los profesores hacia los alumnos no es tan cercano, aquí los atendemos en forma directa, en todo momento. Como no son tantos alumnos, entonces eso nos permite una mayor cercanía para aconsejarlos y orientarlos en su formación. Eso ocurre en todas las carreras, no sólo en la licenciatura en Derecho.
¿Cuándo ingresó a la Universidad de Guadalajara?
Primero fui estudiante. Ingresé en 1959 al bachillerato. En ese tiempo nada más había dos escuelas con bachillerato: la Prepatoria de Jalisco y la Escuela Vocacional. Yo me incorporé a esta última. De ahí continué mis estudios en la antigua Facultad de Derecho. Soy generación 1961-66. Al concluir mi carrera me invitaron a trabajar en la Universidad. Fui maestro fundador de la escuela Preparatoria 4. Ahí estuve durante tres años. Después me vine a Ciudad Guzmán y me incorporé a esta casa de estudios en 1976, cuando se oficializó la escuela preparatoria como dependencia directa de la UdeG. Ahí laboré hasta 1994, cuando surge la red universitaria y se inician los trabajos del CUSur. Me invitó el entonces rector Francisco Espinoza Cárdenas a colaborar con él y me da la responsabilidad de iniciar la licenciatura en Derecho. Me nombró jefe del Departamento de Estudios Jurídicos, responsabilidad que tuve durante cuatro años. Después continué como maestro.

Primera persona:
Nació el 10 de diciembre de 1942. Es licenciado en derecho y maestro en derecho civil y financiero por la Universidad de Guadalajara. Se hizo acreedor este año a la presea Servicio Social Universitario Irene Robledo.

Artículo anteriorPaulino Monroy
Artículo siguienteLa sociedad ganó