Ruth Padilla Muñoz

679

En su primer informe de actividades, Ruth Padilla Muñoz, rectora del Centro Universitario de Tonalá, destacó que en dos años este centro ha tenido un avance vertiginoso, al pasar de 827 alumnos en el ciclo 2012-A —en que abrió sus puertas— a 3 mil 204 estudiantes de pregrado y 98 de posgrado para el ciclo 2014-A.

“Más de 70 por ciento de nuestros alumnos provienen de la ZMG y el resto del interior del estado y otros puntos del país”, agregó.

“Dos fortalezas queremos destacar. La primera: contamos con programas educativos actualizados, nueve de ellos son de nueva creación y tienen apenas dos años de aplicación, y otros dos se han modificado durante 2013, por lo que sólo la licenciatura en Derecho está pendiente de actualización, lo que habrá de promoverse a la brevedad ante la transformación del campo profesional y de cara a los ya inminentes juicios orales. La segunda es que 82 por ciento de los diseños curriculares de los programas educativos incorporan contenidos relacionados con la sustentabilidad”.

Posterior al informe, el Rector General de la UdeG, Itzcóatl Tonatiuh Bravo Padilla, reiteró que a tan sólo dos años de haber iniciado cursos, “es alentador que este centro universitario constituya un ejemplo de diversificación de la matrícula y de programas educativos innovadores, que contrasta con lo que sucede a nivel general en la Universidad, en el cual 42 por ciento de los estudiantes de licenciatura se concentran en diez carreras tradicionales (45 por ciento en el país)”.

 

Bravo Padilla agregó que a una oferta educativa conformada por una combinación de programas innovadores y tradicionales para formar profesionistas con perfiles pertinentes a la vocación económica, cultural y social de esta región, se han sumado los programas de licenciatura en Nutrición y el de Médico cirujano y partero, a darse a partir del ciclo 2014-B, con lo cual los programas de este centro suman ya trece de pregrado y cinco de posgrado.

“Este centro cuenta con poco más de tres mil alumnos, y en agosto próximo recibirá a 500 más de primer ingreso”.

El Rector General reconoció los obstáculos que ha superado este plantel y su esfuerzo porque, pese a las precarias condiciones actuales, sigan los trabajos sin interrupción.

“Invertiremos 271 millones de pesos para terminar esta primera etapa. Ya tenemos reuniones para saber cuánto más nos falta. Hemos encontrado problemas múltiples, pero o funciona bien o mejor no se hace. No queremos trasladarnos sin contar con todos los servicios satisfactorios y dignos para estudiantes y académicos”.

Luego, Bravo Padilla se dirigió al presidente municipal de Tonalá, Jorge Arana Arana: “Los problemas del gobierno de Tonalá son nuestros. Queremos analizar de qué manera lograr que repunte la actividad artesanal y que nuestros jóvenes, que ahora requieren una inserción productiva, puedan encontrar posibilidades en ese sector. Cuente usted con este grupo de trabajo para analizar y tener alternativas puntuales en este aspecto”.

Al acto asistieron también el representante del gobernador de Jalisco, el director general de Educación Media Superior de la Secretaría de Educación Jalisco, Édgar Eloy Torres Orozco; el Vicerrector ejecutivo de la UdeG, Miguel Ángel Navarro Navarro; el representante del Sindicato de Trabajadores Académicos, Martín Vargas Magaña; así como invitados especiales y jefes de departamento y divisiones del CUTonalá.

Artículo anteriorLiderazgo cultural
Artículo siguienteIncendios forestales