Revisión oportuna para disminuir riesgos de cáncer de colon

Factores alimenticios, genéticos e inflamatorios pueden propiciar un crecimiento desordenado de células que en un inicio son lesiones premalignas, conocidas como pólipos, las cuales al cabo de diez años pueden derivar en este tipo de cáncer; de allí la importancia de la detección temprana para combatirlo

551

El de colon está catalogado como el cuarto tipo de cáncer más frecuente entre la población mexicana. Los tres primeros lugares los ocupan el cáncer de pulmón, de mama y cervicouterino, afirmó César Zepeda Solís, jefe del Servicio de Coloproctología, del Antiguo Hospital Civil de Guadalajara Fray Antonio Alcalde.

Al ser entrevistado con motivo del Día mundial contra el cáncer de colon, el 31 de marzo, señaló que esta enfermedad afecta por año a un promedio de 1.8 millones de personas en el mundo y provoca 700 mil muertes.

Hay tres factores predisponentes que pueden condicionar la aparición de un cáncer de colon: alimenticios, los genéticos y el inflamatorio. Éstos pueden derivar en un crecimiento desordenado de células que en un inicio son lesiones premalignas conocidas como pólipos, que no rebasan las paredes del intestino ni se diseminan vía sanguínea o vía linfática a ninguna zona. Es al cabo de diez años que los pólipos pueden derivar en cáncer de colón.

Se recomienda hacerse una colonscopia a partir de los cuarenta años. Foto: Internet

Diez años antes los doctores tienen oportunidad de hacer revisiones periódicas del intestino con la ayuda de equipos de colonoscopia, que constan de una cámara y de un tubo flexible que se introduce a través de la zona del ano y revisan todo el colon, para poder encontrar lesiones de manera oportuna y así evitar la aparición de cáncer.

Calificó como acertado realizar una colonoscopía por lo menos alguna vez en la vida, alrededor de cincuenta años y agregó que la comunidad médica está tratando de disminuir el rango de edad para revisión a los cuarenta años, porque debido a factores genéticos hay pacientes de menor edad con la enfermedad.

Los síntomas

Algunas señales de la presencia de la enfermedad pueden ser inflamación abdominal o sangre en la materia fecal. Foto: Internet

El enfermo puede presentar una simple inflamación de la pared abdominal o trazas de sangre microscópicas dentro de la materia fecal que pueden detectarse mediante estudios de excremento. Puede haber cambios en los hábitos de la defecación o incomodidades abdominales.

“Estos síntomas no son exclusivos de cáncer de colón. La dificultad de detectarlos en etapas iniciales es porque hay muchas enfermedades que pueden cursar con los mismos síntomas, y la mayoría son benignas como el síndrome de intestino irritable o colitis”.

En etapas tardías el sangrado macroscópico es el signo más importante que orienta a pensar en la presencia de cáncer de colon, otros son diarreas alternadas con estreñimientos o inclusive cuadros de obstrucción intestinal.

Destacó que en el HCG Fray Antonio Alcalde la atención que se ofrece a estos pacientes es integral, que incluye servicio de colonoscopia, de cirugía, radio y quimioterapia.

Factores alimenticios

La carne roja y los embutidos son un factor que puede propiciar la aparición del cáncer. Foto: Internet

Hay algunos alimentos que pueden contribuir al desarrollo de cáncer de colon, como pueden ser las carnes rojas procesadas (embutidos, tocinos, jamones ahumados, etcétera).

Como medida de prevención el especialista recomendó un alto consumo de fibras, que vienen en las frutas y los vegetales y agregó que hay que disminuir el consumo de carnes rojas, sobre todo procesadas.

Factores genéticos

Destacó que hay familias que pueden tener algunos genes mutados (específicamente el APC; el P53 y el KRAS), que terminan por causar un cambio en las células del intestino, y esto da origen a que los pacientes lleguen a presentar cáncer de colon.

Los factores genéticos se relacionan más con el cáncer en etapas tempranas de la vida, es decir en pacientes por debajo de los cincuenta años.

Causas inflamatorias

Algunos factores inflamatorios son de origen sistémico, como la diabetes, que ocasiona que los pacientes tengan una inflamación constante en el cuerpo; otras causas son algunas enfermedades inflamatorias intestinales.

“Sabemos que cualquier célula sometida a proceso inflamatorio puede derivar en una mutación genética y esto puede ocasionar que en los pacientes haya pequeñas tumoraciones dentro del intestino”.