Reinventar el periodismo

453

“Si queremos reinventar el periodismo, lo primero es reforzar nuestra identidad profesional, es decir, saber para qué estamos y cuál es la función que le prestamos a la sociedad”, concluyó el experto en ética periodística y catedrático Javier Darío Restrepo, al clausurar el XIII Encuentro Internacional de Periodistas, realizado en el marco de la Feria Internacional del Libro de Guadalajara.

Durante la conferencia “Los retos de la ética periodística”, el maestro de la Fundación Nuevo Periodismo Iberoamericano, apuntó que la tecnología le brinda más poder al periodista y, por ende, debe de existir más responsabilidad. Además, tales cambios no deben alterar la identidad como periodistas.

“Por eso es un provechoso y estimulante ejercicio al que ustedes me han invitado. Dentro de ese proceso de reinvención constante del periodismo, lo ético interviene como alma y como guía, de modo que su dinámica propia, la que estimula la búsqueda de la excelencia, mantenga y optimice la reinvención del periodismo”, dijo.

Ante periodistas, comunicadores, académicos y estudiantes de diversos países, Restrepo subrayó que el periodismo debe concentrarse en el análisis, la interpretación de la información a profundidad de las noticias y no de “verdades alternativas”, que son declaraciones engañosas.

“El periodista debe basar sus informaciones en hechos, y el orgullo profesional se justifica ante el hallazgo, la comprobación y difusión de los hechos, porque uno sabe que en el hecho está la verdad y no en las teorías. Negar o manipular el hecho es atentar contra la verdad, que es la razón de esta profesión”, comentó.

Las actividades
El tiempo, rigor periodístico y el trabajo en colaboración son claves para un periodismo que pueda cambiar el mundo, y no para acumular riqueza, es la idea que propusieron la periodista Gea Scancarello, de la plataforma Freejourn, y el periodista español Miguel Mora, director del Semanario digital Contexto, en el panel “Innovaciones en el periodismo.

Los panelistas hablaron sobre los recursos económicos en los medios digitales, el contenido de calidad de información para la población y su futuro.

“La gente tiene necesidad de otra forma de recibir informaciones, y por eso hemos pensado en una plataforma que conecte a periodistas independientes, quienes conocen el periodismo especializado y los consumidores de noticias, además de tener una relación con periódicos tradicionales”, explicó Scancarello sobre Freejourn.

Una de las formas de innovar en el periodismo es crear buenas historias por medio de la economía digital (crowdfunding, la financiación vía internet), subrayó.

“Para ser un buen periodista hace falta tiempo, hablar con las personas y conocer las cosas”.

Respecto al tiempo, la revista digital Contexto apuesta por “regresar al periodismo de hace 20 años y llegar tarde a la noticia”, como una respuesta contraria a la dinámica en la que se antepone la inmediatez por la calidad, dijo Miguel Mora.

“Pensamos que la noticia se ha sobrevalorado de tal forma que todo mundo hace noticias, pero son noticias que se devoran las unas a las otras”, reflexionó.

“Hay que detenerse y pensar lo que es imprescindible publicar. Hemos conseguido, en menos de tres años, 10 millones de lectores que consumen más de 25 folios a la semana sin morir en el intento”, destacó.

Para romper los mitos en internet, el Semanario propone un análisis y el uso de viñetas, entrevistas extensas que son bien recibidas por un público menor a los 44 años, informó.

“El modelo de negocio de un periodismo independiente no puede estar basado en la publicidad ni en el gobierno, por eso hay que intentar formar buenos lectores, porque si ellos no pagan por una prensa de calidad, nadie la va a pagar”, dijo a los estudiantes de Periodismo de la UdeG.

¿Puede existir un periodismo autosustentable y de calidad? ¿Los periodistas pueden vivir de ello?, se preguntaban los asistentes al panel.

“Tienes que intentarlo mucho, ser ayudado por otros para tener experiencia en el periodismo”, recalcó Scancarello.

“Los periodistas siempre han sido pobres, o casi pobres. El problema llegó cuando los periodistas se hicieron ricos, porque un periodista rico se desconecta de la realidad. Esto se trata de vivir dignamente y de ejercer el oficio en libertad, no de hacerse rico. Lo que quieren cambiar el mundo, sin esa pasión de cambiar las cosas, el periodismo no existe”, concluyó Mora.

En el EIP que reunió a especialistas de España, México y Colombia, participo Ossiel Villada, jefe de redacción online de El País, editado en Cali, Colombia, quien en su participación dijo que el periodismo puro y duro deber de ir siempre por delante, más allá de los datos. Además de saber escribir, el periodista debe emplear la tecnología y sus herramientas, y observar más el bosque que los árboles, además de trabajo en equipo.

“No basta la inspiración, ni la iluminación, ni el talento, ni el olfato, ni la malicia indígena —como decimos en Colombia—, hay que tener metodología de trabajo para articular todo eso”, indicó uno de los ganadores del Premio Gabriel García Márquez de periodismo 2017.

Además de las conferencias, paneles y charlas, fueron presentadas distintas publicaciones, entre ellas Periodismo del siglo XXI. Notimex, ecosistema digital, libro que tuvo en la Coordinación editorial al director General de Notimex, Alejandro Ramos Esquivel con la coautoría de Leticia Mancilla Vidal, José Luis López Aguirre y Esther Arzate Huitrón; La rebelión de las audiencias, de periodista Jenaro Villamil, y Mexicanos al grito de Trump de Eileen Truax.

Artículo anteriorBiocombustible a partir de grasa de pollo
Artículo siguiente¿Quieres envejecer saludablemente?