Refuerzan infraestructura del campus Huentitán

30

Con una inversión superior a los 38 millones de pesos, están por concluir los trabajos de reforzamiento estructural de la torre del Centro Universitario de Arte, Arquitectura y Diseño (CUAAD), campus Huentitán, así como diversas obras de infraestructura, mismas que iniciaron en 2004 y presentan un avance del 82 por ciento.
Lo anterior fue expresado por las autoridades de ese plantel, durante un recorrido realizado por las instalaciones, donde el rector de ese centro universitario, Mario Alberto Orozco Abundis, explicó que todo se derivó a partir del sismo de enero de 2003, cuando la torre sufrió una fisura en su estructura.
“Las obras están divididas en tres etapas. La fase uno estuvo dedicada al reforzamiento estructural y fachadas, con un costo de 18 millones de pesos; la segunda, basada en remodelación de fachadas e interiores de la torre administrativa, con una inversión superior a los 16 millones; y una tercera relacionada con acondicionamiento de áreas exteriores, que implica un gasto superior a los cuatro millones de pesos”.
La nueva torre administrativa, a diferencia de la anterior, contará con tecnología de punta, un sistema de disipadores sísmicos, de seguridad, además de que todos los pisos serán iguales.
“La antigua torre tuvo daños en su estructura del piso cinco hacia arriba. Teníamos la opción de demoler o reforzar. Nos inclinamos por la última, y hubo necesidad de hacer un edificio con menos cargas y materiales menos pesados”, explicó Orozco Abundis.
Esperan que en dos o tres semanas sean ocupados los tres pisos más altos de la torre, los cuales están prácticamente listos, y después ir utilizando los demás, por lo que calculan que en junio podría estar ocupado al cien por ciento.
En estos momentos realizan la fase tres, que incluye además del cambio de drenaje, una nueva fosa séptica y un proyecto integral de rampas para minusválidos.
En lo que corresponde al edificio de Investigación y posgrado, que ya está terminado, están a la espera de realizar un estudio para dictaminar si existen fisuras en el subsuelo, lo que podría traer problemas a futuro. Por eso las autoridades esperarán un diagnóstico antes de utilizar por completo el inmueble, donde además están considerando un puente de conexión con el resto de los edificios, cuya inversión ascendería a los cinco millones.