Reconocen vida y obra del médico Juan López y López, impulsor de la cirugía de corazón en Jalisco

Guillermo Careaga Reyna dictó una conferencia sobre el estado actual de la cirugía cardiotorácica durante la Cátedra Fray Antonio Alcalde, en CUTonalá

255
Foto: Adriana González

Sin Juan López y López (1926-2000) el presente de la medicina en el Occidente de México no sería el mismo. El arandense, que emprendió su camino magisterial en la Universidad de Guadalajara (UdeG), el Hospital Civil de Guadalajara (HCG) y hospitales de Estados Unidos de América y México, legó la institucionalización de la cirugía cardiotorácica en la entidad.

Por ello, durante la Cátedra Fray Antonio Alcalde, realizada este miércoles por la mañana en el Centro Universitario de Tonalá (CUTonalá), se le entregó un reconocimiento In memoriampor parte del Rector del plantel, José Alfredo Peña Ramos, a integrantes de la familia López Taylor.

“La cátedra cobra un significado elevado porque se convierte en un homenaje a un gran hombre de nuestra comunidad, cuya memoria nos acompaña hasta nuestros días. Sus conocimientos hicieron posible salvar miles de vidas y fue formador de médicos especializados”, declaró.

Foto: Adriana González

Destacó que López y López siguió los pasos de Fray Antonio Alcalde, quien dio mucho de sí y las facilidades para poner la ciencia al servicio de la humanidad. “La vida y obra del doctor Juan López y López se inscriben en los muros de nuestra memoria porque profundizó en el legado de Fray Antonio Alcalde. Dio todo de sí mismo para hacer una mejor humanidad”, manifestó.

El Rector General de la UdeG, Ricardo Villanueva Lomelí, se dijo afortunado de conocer el legado de López y López, pues que haya promovido la cirugía cardiotorácica ha permitido que se lleven a cabo alrededor de seis mil operaciones de ese tipo.

“Cualquier hombre que tenga 6 mil vidas salvadas merece estar en los libros de historia y en las páginas importantes por las instituciones por donde pasó”, dijo.

“Su genialidad como científico es parte del patrimonio de la sociedad; su grandeza la llevaremos con nosotros”.

Una mirada a la situación actual de la cirugía de corazón

Foto: Adriana González

El invitado especial de la Cátedra Fray Antonio Alcalde fue Guillermo Careaga Reyna, quien es referente de la cirugía cardiotorácica en el país y que actualmente es Director General de la Unidad Médica de Alta Especialidad del Hospital General Dr. Gaudencio González García, del Centro Médico Nacional “La Raza”, del IMSS.

Careaga Reyna fue el encargado de dictar la conferencia magistral “Estado actual de la cirugía cardiotorácica”, durante la que explicó sobre el pasado y presente de la práctica.

Compartió que en el Hospital de La Raza se han realizado 610 trasplantes de corazón entre 1988 y 2021; lo que considera un logro en dicho centro de salud, que es insignia en la materia.

Pese a eso, existe el problema de que “hay menos aspirantes en México y el mundo (para especializarse en la cirugía cardiotorácica); es de preocupación porque siguen aumentando los pacientes; sí hay demanda asistencial”, externó.

“Tenemos que seguir formando a cirujanos con conocimientos del pasado y que tengan la capacidad de innovación tecnológica para mejorar los procedimientos quirúrgicos”.

Añadió que la edad promedio de un médico que realiza estas cirugías en el país es de 49 años, “los que tienen una experiencia sólida”; el rango de edad va de los 31 a los 81 años.

Destacó que las universidades deben de acentuar ciertas fortalezas en sus programas de formación para la enseñanza de esta práctica, que no sólo involucra el conocimiento técnico, sino que “deben de estar formados con estricto valor científico, pero con gran valor humano”.

“Además, hacer terapia endovascular, cirugía videoasistida, cirugía de insuficiencia cardiaca y uso de nuevas opciones tecnológicas para la enseñanza y saber dirigir”.

En honor al Fraile de la Calavera

Foto: Adriana González

Peña Ramos mencionó que Fray Antonio Alcalde impulsó proyectos por amor a la humanidad, entre los que estuvo un orfanato, un hospital y una universidad en la entonces capital de Nueva Galicia.

“Su obra tiene sentido de dignidad a la vida. Si algo nos sigue enseñando Alcalde es que no podemos renunciar a modificar el futuro, a cambiar nuestro presente, y eso nos demanda poner atención a los retos actuales”, destacó.

Por tal motivo, dijo, se debe apostar por mejorar todos los sistemas de salud y no escatimar recursos para la ciencia.

“Si algo tenemos que recordar de él es que cuidar la salud y desarrollar el saber no son cosas opuestas”.

Foto: Adriana González

Villanueva Lomelí mencionó que “Alcalde es uno de los grandes hombres por los que Guadalajara se puede entender como la gran ciudad que es. Hace 250 años llegó a la ciudad, y este 2021 la UdeG lo ha declarado año del Legado de Fray Antonio Alcalde”, recalcó.

El presidente de la Academia Mexicana de Cirugía capítulo Occidente, Jorge Manuel Sánchez González, recordó que la Cátedra Fray Antonio Alcalde se realiza desde 2012 para dar cuenta de los avances científicos alrededor de las ramas médicas.

El encuentro se organiza en conjunto con el Centro Universitario de Ciencias de la Salud (CUCS) y la Academia Mexicana de Cirugía.