Programa “Amor con amor se paga” de la FEU para apoyar a adultos mayores

Personas de la tercera edad que vivan solas podrán llamar a una línea telefónica para pedir alimentos, víveres, atención médica y asesoría jurídica

1090

Con el objetivo de ayudar a adultos mayores durante la pandemia del COVID-19, que no cede, la Federación de Estudiantes Universitarios (FEU) presentó el Programa “Amor con amor se paga”, que consiste en la habilitación de una línea telefónica de atención para cubrir las necesidades básicas de estas personas y establecer comunicación ante situaciones de riesgo.

Por medio de esta línea se realizará la gestión de víveres, alimentos, medicinas y atención a adultos mayores, ya que la línea telefónica es el medio de comunicación con el que está más familiarizado este sector de la población.

Los teléfonos de “Amor con amor se paga” son 33-1826-2792, 33-2610-9518 y 33-3966-3270.

El presidente de la FEU, Francisco Javier Armenta Araiza, dijo que los adultos mayores son el sector que la está pasando peor durante la pandemia; se trata del grupo de edad con mayor índice de mortalidad, con 65 por ciento de los fallecidos. Además, el confinamiento les afecta psicológicamente, y no pueden hacer sus compras para comer y sobrevivir.

“A raíz del tercer ‘botonazo’ que decidió dar el gobierno estatal, a las personas de la tercera edad no les permiten el ingreso a las tiendas departamentales, y supermercados. Y si viven solos, ¿quién les compra el súper? Otro punto complicado es el de pedir lo que necesitan vía una aplicación de Internet, pues a este sector poblacional ya no les dan tarjeta de crédito en el banco. No es una elección, es un impedimento que no tengan acceso a estas herramientas de la digitalización y la virtualidad del comercio. Y no es justa esta condición de marginación”, agregó.

El subconsejero de Innovación, Ciencia y Tecnología de la FEU, Armando Flores Diosdado, explicó que van a partir de cuatro servicios básicos: el primero, la canalización con negocios locales como pollerías, abarroteras, cremerías, ferreterías; todo lo que necesite la persona de la tercera edad, contando con un aliado importante, la aplicación de Mercadito Vecino UdeG.

«De ahí tomaremos a 40 mil negocios registrados, y sólo con el domicilio de la persona que necesita el servicio y el call center nos encargaremos de vincular a esta población», dijo.

El segundo es el enlace con el sector salud; si se necesita oxímetro, oxígeno o atención médica se hará el vínculo con asesorías clínicas para contar con este servicio; el tercero es el acompañamiento legal o jurídico, en caso de que sufra de violencia intrafamiliar o abandono; el cuarto es que todos los negocios que quieran vincularse podrán ofrecer servicio de ocho de la mañana a ocho de la noche.

La encargada de Mercadito Vecino UdeG, Aurora Araceli Carbajal Silva, explicó que el COVID vino a cambiar la forma en que interactuamos y ha afectado la economía; por ello, la Coordinación General de Investigación, Posgrado e Innovación, a través de la Unidad de Centros de Emprendimiento e Innovación, desarrolló la página web Mercadito Vecino, que promueve la economía solidaria y será aliada de este programa de “Amor con amor se paga”.

Esta plataforma cuenta con 19 categorías. Se puede buscar por giro comercial, nombre del negocio o producto; a 500 metros, un kilómetro, dos o cinco kilómetros; y anunciarse es gratis. Contamos con 47 mil 250 unidades económicas registradas, y hemos sumado más de 350 mil visitas”, informó Carbajal Silva.

El presidente de la FEU hizo un llamado a que en el peor momento de la pandemia los jóvenes sean empáticos y no acudan a fiestas, además de no abandonar a los adultos mayores, por lo que recomendó contactarles por teléfono o hacerles una videollamada.

“Imaginen que fueran los jóvenes quienes estuviéramos muriendo más. ¿Qué estarían haciendo las personas de la tercera edad? No tengo duda de que mi jefa se quedaría en casa, o mi abuelo, o mi vecino don Beto. No lo dudo porque ya me cuidaron muchos años. Hay que ponerse en sus zapatos. Claro que nos estamos privando de muchas cosas, pero tampoco para ellos es fácil, hagamos lo que nos toca para volverlos a abrazar”, concluyó Armenta Araiza.

Escasez de oxígeno

La FEU hizo un llamado a los gobiernos federal y estatal a que ejerzan sus atribuciones de regulación del mercado para evitar los abusos en los precios de tanques de oxígeno y recargas.

Armenta Araiza recordó que, como no hay camas de hospital disponibles, no queda de otra que atenderse en casa, y por ello se debe de comprar una carga de oxígeno, pero lamentablemente hay personas que han lucrado con esta condición y los precios se han triplicado o han aumentado en proporción a su valor.

“Al gobierno federal le pedimos vacunación inmediata a médicos residentes e internos y profesionales del área de salud. Que pongan en la lista a otras personas que no están en la línea de batalla me parece que no es admisible. Segundo, más oxígeno. Le pedimos al gobierno federal, con la salud no se lucra. Me parece lamentable que la Profeco no se ha pronunciado en relación con el tema del oxígeno porque es tema de particulares. Lamentable, el tema del oxígeno es un tema de vida o muerte en el estado o el país, por eso creo que ese tipo de respuestas no son cómodas. Son irresponsables”, dijo.

Los fraudes con tanques de oxígeno son al orden del día en el estado y el país.

El gobierno federal está obligado a garantizar precio justo y accesibilidad, más en temas de vida o muerte; también pidieron apoyos económicos a pequeños y medianos comercios.

“Al gobierno estatal, si bien de manera directa no es su responsabilidad regular el precio del oxígeno, tampoco es un tema del cual pueda ser indiferente, porque, insisto, tener acceso al oxígeno es de vida o muerte, y los hospitales rebasados no dejan más opción a atenderse en casa. El gobierno estatal debe hacer algo al respecto. Ellos tienen la posibilidad de comprar un buen lote de oxígeno y garantizar tanques y recarga a las personas a un precio justo, para que esto no sea razón de que se ponga en riesgo su vida más de lo que ya está en esta pandemia”, subrayó Armenta Araiza.

Consideró, además, que urge un cierre solidario, pues con la empatía de ciertos sectores no es suficiente. Llamó a evitar vida social y nocturna en la calle, y en ese sentido pidió consciencia a los jóvenes y mano dura a los gobiernos.

Finalmente, a la Secretaría de Salud de Jalisco le solicitó una aplicación o plataforma en la que se informe puntualmente sobre el número de camas disponibles.