Primer diagnóstico sobre gobierno digital en Jalisco

Especialistas del CEED y CUCEA dan a conocer resultados en el webinar “Gobierno digital e inteligencia artificial. ¿Cómo andamos en Jalisco?”

341

En aras de digitalizar los servicios públicos de las dependencias de los tres órdenes de gobierno, especialistas del Centro de Estudios Estratégicos para el Desarrollo (CEED) y del Centro Universitario de Ciencias Económico Administrativas (CUCEA), crearon el primer diagnóstico sobre dicho tema en Jalisco.

Tras una encuesta realizada a 186 directivos de las áreas de Tecnologías de la Información y Comunicación (TIC) de varias dependencias, se dio a conocer que 69 por ciento reconoce que el personal no es suficiente para cumplir con sus responsabilidades en materia de gobierno digital. Y que 58 por ciento considera que las capacidades del personal que trabaja en su dependencia es limitado y debe fortalecerse.

Los resultados completos se pueden consultar en ceed.udg.mx/encuesta_gobiernodigital

Esto lo compartió el Jefe de la Unidad de Estudios de Opinión, Actitudes y Valores del CEED, Eduardo Garibaldi, durante el webinar “Gobierno digital e inteligencia artificial. ¿Cómo andamos en Jalisco?”.

“Donde los encuestados se sentían más débiles era en el tema de inteligencia artificial (IA), donde sólo 53 por ciento conocieron ciertos conceptos, seguido por ciudades inteligentes, con 55 por ciento y en big data, 56 por ciento”, manifestó.

Sobre las fortalezas que tienen quienes dirigen las áreas tecnológicas en los gobiernos, destaca que 80 por ciento se considera apto en el tema de las TIC, 74 por ciento en redes sociales y 70 por ciento en transparencia y rendición de cuentas.

Garibaldi detalló que la encuesta fue realizada del 26 de octubre al 15 de diciembre de 2020.

Rezagos en el gobierno digital

El director del CEED, César Omar Avilés González, recordó que la implementación de nuevas tecnologías puede redundar en mejores servicios públicos, con mayor eficiencia en el ejercicio de nuestros impuestos y mejor calidad de vida para los jaliscienses.

“Seguimos teniendo trámites costosos, lentos y engorrosos, basados muchas veces en papel, con indeseables consecuencias medioambientales, y se siguen haciendo filas largas e inútiles para hacer procesos elementales”, añadió.

Precisó que incluso los procesos judiciales son abrumadoramente lentos y anticuados, “no hay expedientes ni procesos digitales, y cada pequeño trámite sigue siendo expuesto a la corrupción”.

El profesor investigador del CUCEA, Edgar Ruvalcaba, dijo que entre las conclusiones está que aún no se toma al gobierno digital como eje transversal para impulsar el desarrollo, y que hay deficiencia de marcos legales vanguardistas con respecto al tema.

“No podemos entender un gobierno que no tenga un sitio web, que no utilice las tecnologías para comunicarse con los ciudadanos, pero también de forma intergubernamental”, aclaró.

También se dan recomendaciones para que el gobierno impulse una política estratégica de gobierno digital, en infraestructura, formación del personal, combate a la brecha digital y que se eficiente la gestión y manejo de los datos, reduciendo trámites innecesarios.

Lo digital llegó para quedarse

Yolanda Martínez, quien lidera iniciativas de transformación digital en el sector público y privado a nivel internacional, dio a conocer que sólo 16 países de Latinoamérica tienen una agenda digital vigente, 12 cuentan con estrategia digital de ciberseguridad, tres poseen una estrategia, planes o consulta para 5G, y seis están en procesos consultivos en estrategias de IA.

Ante tal panorama, “lo digital llegó para quedarse”, dijo, y es importante incluso la consolidación de un gobierno digital para frenar la corrupción.

“El Inegi dio a conocer que 0.4 por ciento del PIB (7 mil 217 millones de pesos) nos cuesta la corrupción por trámites vehiculares, educación pública, registro civil o contacto con seguridad pública”, recalcó.

Reconoció que trámites como el de acta de nacimiento en el portal de gob.mx cuenta con 94 por ciento de satisfacción ciudadana, y que también benefició la expedición de la cédula profesional electrónica, un servicio que obligaba a hacer el trámite en la Ciudad de México.

“Eso hacía que fuera un servicio excluyente; pero gracias a los estándares de servicios digitales, el uso de la firma electrónica avanzada y a que se estandarizó la emisión de servicios universitarios, hoy es un trámite que se hace 100 por ciento en línea”, subrayó.

Martínez advirtió que se viene una nueva generación de servicios de gobierno en línea que exigirán ser personalizables, predictivos, seguros por diseño, “porque hoy tenemos toda la tecnología a nuestro alcance”.