Prevención de desastres

307

Cualquier persona, en cualquier momento y lugar está en riesgo de un desastre, por lo que, para evitar que las consecuencias sean las menos posibles, es importante que la población tenga la suficiente información y esté preparada para enfrentarlos, considera David W. Claypool, médico del Departamento de Medicina de Emergencia, de la Clínica Mayo, en Rochester, Minnesota, tras su participación en el Congreso de emergencias, urgencias y desastres, organizado por el Centro Universitario de Ciencias de la Salud y los Servicios Médicos Municipales de Guadalajara.
Un desastre por definición es un evento que sobrepasa cualquier estado de trabajo y preparación para el mismo. Por ejemplo, una emergencia como la ocurrida en Japón el 11 de marzo de este año a causa de un terremoto, supera la preparación, cultura de prevención y de acción de cualquier país.
De ahí que el experto enfatizó que es fundamental que cada familia y cada persona puedan “colaborar de manera activa en la resolución [de problemas] en un momento que sorprende a todos [un desastre] y que no necesariamente pueda ser resuelto de manera inmediata por los gobernantes y sus programas. Estar preparados es fundamental para saber qué hacer en caso de desastre”.
Un principio fundamental en la política institucional de la Clínica Mayo frente a los desastres y a partir del cual han elaborado sus planes de emergencia y preparación para atender desastres, señala que mientras no exista un plan que pueda anticipar todas las variables posibles que se pudieran presentar en una emergencia, será infinitamente mejor tener un programa preparado para dar una respuesta.
El especialista, quien participó en el Congreso internacional de urgencias, emergencias y desastres 2011, organizado por la Universidad de Guadalajara, el gobierno municipal de Guadalajara y la Asociación Médica de Jalisco, Colegio Médico, A. C., dijo que uno de los desastres más impactantes que ha vivido de cerca fue el huracán Wilma, en playa del Carmen, en octubre de 2005.
“Nunca habrá una preparación perfecta para enfrentar los desastres: los desastres de la naturaleza siempre ganan”.