Por la equidad de género

320

A través del proyecto “El estigma de ser mujer”, Claudia Becerra Medina, Alondra Guadalupe Ramírez Guerrero y Carolina Zárate Pérez, estudiantes de tercer semestre de la Preparatoria de San Martín Hidalgo, de la Universidad de Guadalajara, buscan colaborar para erradicar la violencia emocional y física hacia la mujer registrada en su municipio y promover la equidad de género.

Después de que el proyecto obtuvo el primer lugar de la categoría de ciencias sociales en el concurso Expociencias Nacional 2013, realizado en Mazatlán, Sinaloa, del 20 al 24 de noviembre, y meses antes la medalla de plata en la competencia Código Ciencia, las alumnas buscarán difundir el mensaje a través de institutos municipales que apoyen a las mujeres, con el fin de llegar a públicos más amplios e incluso incidir en el ámbito internacional, ya que en diciembre de 2014 competirán en Sevilla, España, con proyectos sociales de todo el mundo, que serán presentados en el Encuentro Internacional de Jóvenes.

¿Cómo nació su interés por analizar la violencia de género?
Alondra: En un inicio investigamos la percepción que tienen las mujeres sobre diferentes tipos de violencia. Después de aplicar 672 encuestas a jóvenes, hombres y mujeres de nuestro municipio, para conocer los índices de violencia en San Martín Hidalgo, en los ámbitos social, de amigos, familiar y laboral, y conocer cuánta información tiene la población y lo que significa para las mujeres su papel en la sociedad, encontramos que los índices de violencia física no son altos, pero el problema más grave es que las mujeres no consideran como violencia los ataques emocionales. Nosotras queremos lograr un cambio en la percepción de las mujeres y que conozcan qué es violencia. Sabemos que no será una tarea fácil, pero buscamos un cambio en nuestro municipio, una nueva forma de ver los problemas y después ayudar a frenarlos y lograr una transformación en nuestra sociedad.

¿Cuál es el objetivo de su proyecto y cómo pretenden lograrlo?
Claudia: Sabemos que el futuro de nuestro país son los niños y jóvenes. Por ello nuestros principales destinatarios del mensaje son ellos. Para eso, con base a la información obtenida en las encuestas, realizamos un cortometraje que hace referencia a que tanto niños como niñas somos iguales y tenemos las mismas capacidades, utilizando como base la frase de Benjamín Franklin: “Educar en igualdad y respeto es educar contra la violencia”. También narramos en un cuento cuestiones importantes del tema de la violencia hacia la mujer en todos sus tipos.

¿Hasta dónde quieren llegar con su proyecto?
Carolina: Aunque el tema de la violencia de género no es un tema nuevo, creemos que existen otras maneras de tratarlo. Por eso queremos dejar el mensaje de cómo lograr un cambio en la sociedad a través de otras herramientas, como los cortometrajes para niños y adolescentes. Creemos que así podemos concientizar a la población sobre los detalles de este tema y de forma implementar una nueva manera de educar. No importa que los niveles de violencia en la región no sean altos. Es fundamental que la mujer entienda que existen muchas formas de violencia.