Poesía en la ciudad

73

Metrópolis cumple 10 números y un año haciendo circular versos e imágenes. Es una revista mensual, pero la aritmética no nos engaña: su primera edición fue un número cero, y en invierno abarcó dos meses.
El número de aniversario cuenta con poemas de Robert Hass, Rodrigo Castillo, Daniel Durand, Héctor hernández Montecinos, Daniel Bencomo, Valeria Miller y Carlos Adolfo Gutiérrez Vidal. “Sólo ponemos el nombre, el lugar de origen y la fecha de nacimiento del poeta, porque confiamos en que los lectores buscarán más de ellos en internet”.
Metrópolis es un nombre lleno de referencias. Está la clásica película expresionista de Fritz Lang, el cuadro dadaísta de George Grosz, la traducción en Nueva York del poemario Urbe de Manuel Maples Arce, y la ciudad de Superman. Metrópolis.
Metrópolis alude a la fascinación por la ciudad y sus efectos en el individuo; son elementos que desde la Revolución Industrial han ido inundando las conciencias y sus maneras literarias. Sobre todo al comenzar el siglo pasado, cuando los edificios se erigieron cada vez más altos. “Quisimos tomar un título muy fuera de época y refrescarlo”, dice Carlos Vicente Castro, el editor.
“También aludimos a las ciudades interiores, a esa expresión interior de cada quién. La ciudad no tiene por que estar mencionando calles, banquetas, semáforos o muros pintados. La ciudad es lo que nosotros configuramos de ella, lo que reflejamos de ella misma —como decía un amigo— detrás de los ojos”.
La unidad de la revista se ha construido en la diversidad, pues cada número muestra la mano de un diseñador diferente y Carlos Maldonado se encarga de seleccionar a un artista plástico para ilustrarlo. El mismo pliego de papel se ha doblado de distintas maneras para resultar en distintas formas, pero en los últimos meses han empezado a tener un tamaño similar, para leerla y guardarla con facilidad.
Metrópolis es gratis: “La regalamos porque a nosotros nos la regalan”. La Coordinación de Literatura y Artes Escénicas, de Cultura UdeG, facilitó el financiamiento para que surgiera la revista, hace un año, con un tiraje de mil ejemplares. Pero a partir de febrero el gobierno de Querétaro que empezó a apoyarlos con el dinero para imprimir el doble de lo que venían distribuyendo en cafés y librerías de la zona rosa de nuestra ciudad. Ahora también circulan en Querétaro.
Aunque la distribución se concentra en dos puntos geográficos, su aliento es de más largo impulso. Otras latitudes se han visto involucradas en el proyecto, pues cada número incluye una traducción de autores de otros países, como Rumania, Estados Unidos, Marruecos, Chile y Polonia.
Metrópolis es parte de la tradición tapatía de revistas jaliscienses, como República Literaria de José López Portillo, Manuel ílvarez del Castillo, y Bandera de Provincias de Agustín Yáñez, y Alfonso Gutiérrez Hermosillo. “Ellos traducían y presentaban literaturas extranjeras. Se oponían a esa presencia del poder que significaba el DF. Nosotros también queremos comprobar que desde Guadalajara se puede hacer una revista cosmopolita”.