Personal administrativo y sus familiares se gradúan del Proulex

Desde 2002 y hasta el momento han egresado 60 mil universitarios

224
Foto: Gustavo Alfonzo

Un total de 138 trabajadoras y trabajadores del área administrativa de la Universidad de Guadalajara (UdeG) y sus familiares recibieron reconocimientos por culminar sus estudios en el Sistema Proulex, en ceremonia que tuvo como sede el Cineforo FICG.

El Rector General, Ricardo Villanueva Lomelí, expresó que el Proulex es una empresa que debe ser orgullo de la Universidad, que genera ganancias y forma parte del corporativo de empresas universitarias.

“Son 190 millones de pesos los que la Universidad invierte al año en prestaciones no ligadas al salario. Ojalá podamos gastar más en este tipo de programas, pues son prestaciones que, para ustedes, sus hijos o pareja, las damos con gusto, porque así también formamos a nuestro personal”, declaró.

Foto: Gustavo Alfonzo

Apuntó que a lo que también aspira en su rectorado es a que los trabajadores cambien de actividad laboral según se vayan formando y preparando, y no que sólo cambien de salario.

El director general del Proulex, Edwin Alfredo Bello Ramírez, dijo que la dependencia a su cargo y el Sindicato Único de Trabajadores de la Universidad de Guadalajara (SUTUdeG), han formado alianzas que datan desde el año 2002.

“Desde entonces han sido beneficiados alrededor de 60 mil trabajadores y sus familiares directos, un promedio de 4 mil alumnos por año que, a través de becas que otorga su sindicato, junto con el apoyo de Proulex, les ha dado la oportunidad de acceder a una preparación académica de calidad y a mayores oportunidades, profesionales y laborales”.

Apuntó que hablar un segundo idioma no puede ser un derecho de unos cuantos, debe de ser una herramienta al alcance de todos, que permita cubrir sus necesidades personales, profesionales y culturales.

Foto: Gustavo Alfonzo

El Secretario General del SUTUdeG, Jesús Becerra Santiago, dijo que la finalidad de este acto es no dejar pasar un evento que significa que el trabajador logró algo a través de su esfuerzo, sacrificio y dedicación.

“No podemos dejar de reconocer el esfuerzo que hacen las autoridades para contar con estas prestaciones, y eso no lo encontramos en ninguna otra institución. Nos garantizan el acceso a una beca al 100 por ciento para estudiar los idiomas que queramos. Agradecemos el esfuerzo de la institución por la formación de sus trabajadores”, subrayó.

En nombre de los graduados, Ana Paulina Gerónimo Águila, estudiante de alemán, señaló que esta ha sido una de sus experiencias más gratificantes y que va más allá de aprender un “hola”, porque se trata de aprender más que un idioma: conocer la cultura, ponerse en contacto con la gente.

“Agradecida por estos dos años, lo que he aprendido en mis cursos es que siempre debemos aprovechar las oportunidades, debemos tener el tiempo para desarrollarnos profesional y personalmente, porque es una de las mejores inversiones que podemos hacer como individuos”, dijo.