Pedalear en la pandemia

Hacer ejercicio, evitar las aglomeraciones o ahorrar combustible frente a la incertidumbre por la contingencia del Covid-19: sea cual fuere el motivo, la venta de bicis ha ido en aumento en este periodo de aislamiento social

197
Foto: Abraham Aréchiga

Durante estos meses de cuarentena, en varias partes del mundo se han presentado incrementos en la adquisición de bicicletas. Esto podría deberse a las ventajas que este vehículo ofrece a sus usuarios: resulta más económico, de mayor portabilidad, y permite realizar actividad física; pero también, debido al distanciamiento social, que las personas lo prefieran por no tener contacto con los demás en el transporte público.

Esto lo dijo la profesora de la licenciatura en Urbanística y Medio Ambiente, del Centro Universitario de Arte, Arquitectura y Diseño (CUAAD), Socorro Camacho García, a propósito del Día Mundial de la Bicicleta, que se conmemora este 3 de junio.

“Probablemente se relaciona con la preferencia por una movilidad individual, tomando en cuenta la situación de la pandemia. Se necesitaría realizar un estudio sobre por qué está ocurriendo esto, pero se podría ligar a que la gente está tratando de evitar lugares de mayor aglomeración (autobuses, tren ligero, taxis) para moverse”, declaró.

Según una publicación de la compañía financiera Bloomberg, en Estados Unidos las tiendas de bicicletas reportan incrementos de 30 a 300 por ciento durante las últimas semanas.

En nuestro país, los datos de Google Trends México muestran que la búsqueda de “bicicleta” pasó al índice de mayor popularidad de marzo a finales de mayo; Zacatecas y Jalisco son la primera y segunda entidad, respectivamente, que más consultas han hecho con esa palabra.

En el caso del Área Metropolitana de Guadalajara (AMG), los encargados de tiendas especializadas reconocen dicho incremento en sus ventas.

“En las bicicletas de uso recreativo, que son básicas y pensadas para traslado ordinario, se ha visto un incremento de 10 por ciento en relación con las mismas fechas del año pasado”, indicó Alfredo Navarro, encargado del piso de ventas de la tienda Trek Guadalajara, de Jardines de Guadalupe, Zapopan.

Sí hemos notado el incremento, aquí va de 25 a 30 por ciento. Tenemos contemplado que la tendencia siga”, aseguró Pamela Gómez, de la tienda One Bike, en Arcos Vallarta, Guadalajara.

Conmigo las ventas aumentaron 25 por ciento. Se nos venden más las urbanas o híbridas. La gente las busca porque necesitaba hacer ejercicio y prefirieron la bicicleta”, explicó Servando Suárez Suárez, encargado de Bigotes Bike, en el centro de Tonalá.

Sobre el hecho de si la población comenzó a conseguir bicicletas para aprovechar la baja circulación de automóviles con motivo de la pandemia, la académica del CUAAD explicó que se necesita realizar un estudio sobre el tipo de trayectos, sus motivos y duración para comprobarlo.

Otros motivos podría ser el ahorro de los combustibles frente a una economía incierta; también, que buscan hacer actividades físicas recreativas. Andar en bicicleta ayuda a desestresar, evitar la depresión, y tiene muchos beneficios para la salud”, subrayó Camacho García.

La profesora añadió que, en cuanto a infraestructura, “el AMG no tiene una red conectada para la movilidad de las bicicletas. Si vemos el mapa de ciclovías, nos podemos dar cuenta de que la mayoría están en polígonos centrales de Guadalajara y Zapopan, y hay otras segregadas en la ciudad”.

Recordó que, de acuerdo con el observatorio ciudadano Jalisco Cómo Vamos, 60 por ciento de los viajes en Guadalajara se hacen en transporte público; 33 por ciento en automóvil, moto o taxi; 5 por ciento a pie y tan sólo 2 por ciento en bicicleta.

Contrario al aumento de ventas de bicicletas en el AMG, han disminuidos los viajes con el servicio público de MiBici. Foto: Abraham Aréchiga

Y aunque comerciantes de bicicletas aseguran que ha habido incremento, el sistema MiBici reporta una baja en el uso de este servicio. A partir de los datos abiertos en el periodo de marzo, abril y mayo de este año se redujeron 50.74 por ciento los viajes con respecto a los mismos meses de 2019.

“Aquí tenemos que ver si los usuarios utilizan ese servicio para ir trabajar o a la escuela. Según una encuesta de 2015 del INEGI, 5.11 por ciento de la población en Jalisco utiliza bici para ir a trabajar, 1.6 para ir a la escuela. Probablemente se disminuyeron los viajes porque hubo mucho trabajo en casa”, mencionó.

Ante la importancia de utilizar este vehículo no motorizado, la profesora de Urbanística recordó que tanto ciclistas como choferes deben de respetar la pirámide de la movilidad, en la que los peatones son quienes tienen la preferencia.

“Se necesita trabajar mucho en la educación y en la regulación, planeación y seguridad vial. Es importante que exista la intermodalidad, que haya conexión con otros medios de transporte, que tú puedas dejar tu bicicleta y tengas la seguridad de que no le pase nada; que exista una red de movilidad adecuada coherente con orígenes y destinos”, concluyó.