Pasos hacia el espacio común en educación superior

298

Instituciones de Educación Superior (IES) y jefes de Estado de Europa, América Latina y el Caribe se reunieron en Bruselas, Bélgica, para abordar temas de interés mutuo como las propuestas para ir concretando un espacio común de educación superior entre ambas regiones. En los eventos cumbres, en representación de las universidades latinoamericanas y caribeñas, participó el Rector General de la Universidad de Guadalajara, maestro Itzcóatl Tonatiuh Bravo Padilla.

En la Segunda Cumbre Académica (CELAC-UE), realizada el 8 y 9 de junio, los representantes de las universidades revisaron las ideas y reflexiones que vertieron las comunidades universitarias durante los seminarios preparatorios —celebrados el año pasado en Bucarest, Rumania, y Guadalajara, México— y redactaron sus considerandos y propuestas en la Declaración Académica de Bruselas.

En el documento “Construyendo el espacio común de educación superior, ciencia, tecnología e innovación para la asociación estratégica birregional”, las IES proponen diferentes metas y el establecimiento de medidas gubernamentales que contribuyan a alcanzar los objetivos. Esta declaración fue entregada formalmente en la Segunda Cumbre de Jefes de Estado y de Gobierno, efectuada los días 10 y 11 pasados.

La entrega la hizo el Rector General de la UdeG —en representación del segundo seminario preparatorio de esta cumbre académica y de las universidades latinoamericanas y del Caribe— y el Rector de la Escuela Nacional de Estudios Políticos y Administración de Rumania, doctor Remus Pricopie —en representación del primer seminario preparatorio y de las universidades de Europa.

Interacciones trasatlánticas
El maestro Itzcóatl Tonatiuh Bravo Padilla destacó en entrevista con medios de comunicación, que esta declaración es la culminación de varias reuniones con la finalidad de fortalecer una cercanía de muchos años entre las universidades de ambas regiones. El objetivo “es concretar un mecanismo de relación que pueda funcionar de manera sencilla y eficiente, y definir agendas de trabajo”.

Subrayó que los acuerdos fundamentales buscan “fortalecer la relación y avanzar en su institucionalización, así como establecer una ruta que nos permita incrementar la movilidad de estudiantes y académicos, tener una mejor interacción entre universidades y favorecer la colaboración”.

Esto permitirá a las universidades tener “mayor cantidad de estudiantes y académicos de intercambio, programas académicos de doble titulación y el establecimiento de cursos de verano”, entre otros aspectos. Hay temas de interés para ambas regiones, como “cambio climático, energías alternativas, combate a la pobreza, desarrollo y derechos humanos”, entre otros.

En cuanto a las propuestas a los Jefes de Estado, dijo que se pretende que las autoridades “puedan llegar a acuerdos que involucren a sus gobiernos, para que las relaciones académicas puedan ser de primera importancia entre Europa-América Latina y el Caribe”.

Declaración de Bruselas
La Declaración de Bruselas “Construyendo el espacio común de educación superior, ciencia, tecnología e innovación para la asociación estratégica birregional”, fue realizada por más de 500 universitarios.

Proponen la creación de agencias de evaluación y acreditación; la creación de un fondo birregional que fomente las investigaciones y proyectos de innovación conjuntos; resaltan la necesidad de ampliar los espacios de interacción entre los sectores empresarial y educativo; que las IES se constituyan en “foros de políticas” para la evaluación de la acción pública. El Foro Académico Permanente dará continuidad al trabajo de esta cumbre académica.

La declaración incluye seis puntos propuestos a los Jefes de Estado y de Gobierno reunidos en la cumbre, donde se congregarían autoridades de más de 60 países, entre ellos el presidente de México, Enrique Peña Nieto.

En estos puntos, solicitaron un espacio permanente de diálogo para avanzar en la puesta en marcha de las propuestas; condiciones normativas y financieras para desarrollar el espacio; fortalecer legal y financieramente los sistemas de educación superior; promover la cooperación científica; favorecer la relación de la comunidad académica con las políticas públicas e impulsar la colaboración de las IES con la sociedad y el sector productivo.