Partidos + propuesta = cero en educación

807

Sobre la tierra del rincón, mejor conocido como Tlajomulco de Zúñiga, y las Lomas del barrial (nombre autóctono de Tlaquepaque), candidatos a la presidencia municipal ofrecen sus propuestas electorales en el rubro de educación, las cuales para la investigadora del Departamento de Estudios en Educación, del CUCSH, Silvia Ayala Rubio, no son innovadoras o creativas para el sector educativo.
“Se suscriben a las políticas nacionales en materia educativa admitidas por el gobierno federal desde el sexenio pasado. Algunas de ellas han sido tomadas de programas especiales de infraestructura, mantenimiento, equipamiento, tecnología o la modernización de los centros escolares, pilares fundamentales que contempla el programa federal de la Alianza por la calidad de la educación. Esto no demerita la viabilidad de las propuestas, todas son realistas y se pueden llevar a cabo, pero no son innovadoras”
La maestra Angélica Cáceres Alvarado, profesora investigadora del Departamento de Políticas Públicas, del CUCEA, después de analizar las propuestas sostiene que son plataforma de partido más que de los candidatos y ellos la aplican sin distinción, tanto para Tlaquepaque como para Tlajomulco.
Â
Tlajomulco
En el caso de Tlajomulco, Ayala Rubio indica que la única propuesta estatal, es la del PRI-PANAL, la cual hace referencia a impulsar el seguro de los alumnos, aunque no es original, ya viene desarrollándose en la actual legislatura del estado de Jalisco. Â
En cuanto al PRD-PT, señala que “esperaría que ellos siendo los más contestatarios hicieran propuestas alternativas o formales, más que impulsar la ampliación del presupuesto para el equipamiento y preocuparse por el rezago de la infraestructura, ya que no es novedoso”.
Agrega Cáceres Alvarado, que el asunto del PRD-PT, las propuestas están basadas en el perfil profesional del candidato, “con aportaciones hacia priorizar la educación pública, gratuita y de calidad en todos lo niveles escolares. Gestionar para fortalecer a la UdeG y a otras instituciones públicas, la creación de nuevas preparatorias y nuevos espacios”.
Mientras que la coalición PRI-PANAL, llamada Alianza por Jalisco, busca consolidar su revolución educativa mediante el impulso de programas participativos, como escuelas seguras, de tiempo completo, con horario discontinuo, y de fines de semana. Y la creación de un sistema nacional de información de escuelas.
Pero lo que inquieta a Cáceres es la falta de propuestas ante el crecimiento que ha presentado el municipio de Tlajomulco en los últimos años de viviendas de interés social, la exigencia de la cobertura educativa tan necesaria e indispensable.
“No puede haber equis cantidad de nuevas colonias sin una escuela en todos los niveles. No sólo es obra y equipamiento, hay que agregar el tema del presupuesto, la nómina de los profesores. Asunto que no ha sido pensado por algunos candidatos. La excepción es un modelo de gestión para una preparatoria, presentado por el PRD-PT.

Tlaquepaque
En Tlaquepaque, el PAN propone la conformación de un consejo municipal  de participación social. Y el PRI propone colocar cámaras a través de redes de Internet para las vigilancias en las escuelas. Idea que es cuestionada por la maestra Silvia Ayala: “Estamos en una sociedad democrática, un país que le ha costado avanzar, sin llegar a un régimen autoritario ni vigilante, esa propuesta tendría que matizarse”.
Cáceres agrega que hay colonias de este municipio en crecimiento, por lo que hay que evitar el rezago. Son colonias marginadas social, política y económicamente.

Caso Tonalá
En Tonalá se presenta la creación de la policía escolar en las escuelas para frenar la drogadicción, asunto que para Ayala Rubio podría llegar a ser escabroso: por qué involucrar a padres de familia o maestros para la vigilancia.
“Es cierto que estamos en un momento difícil de la drogadicción, pero podríamos llegar a actitudes fascistas. Hay que ver qué medidas se implementan para frenar la venta y el consumo en los centros educativos sin que se utilice el concepto de policía escolar. Clarificar los órganos que deben encargarse de este asunto”.

Concertación
La maestra Cáceres Alvarado indica que para cualquier partido tendría que haber una negociación, tanto estatal como federal.
“Colocar números a los desarrollos urbanos que no cuentan con estructura educativa en todo los niveles, y cubrir esa demanda”.
Ayala Rubio esperaría que desde los municipios se impulsen otro tipo de iniciativas interesantes, como pugnar o apoyar la descentralización de los recursos para que los propios municipios manejen su presupuesto y puedan hacer una verdadera planeación de las necesidades educativas. Â
“Siendo una prioridad nacional, dicho además por organismos internacionales, los gobernantes no le prestan atención. Le prestan más atención al desarrollo económico, que es fundamental, pero sin un buen plan sustentable de la educación no puede llevarse a cabo otro plan. Son líneas paralelas. Los políticos no saben de educación, no hacen un diagnóstico real de lo que son las necesidades de acuerdo a la zona.  No creo que hayan hecho una inmersión en las escuelas de verificación de las condiciones de trabajo de cada institución”, sostiene Ayala.
Añade que quizá la intención es tomar algunas ideas del programa sin indicar cómo  lo van a llevar a efecto, cómo lo podrían instrumentar, sin saber en profundidad las necesidades del municipio que pretenden gobernar.

Artículo anteriorCarlos López de Alba
Artículo siguienteAtinado reportaje