Nouvelle Vague

343

La agrupación francesa Nouvelle Vague retorna a esta ciudad para contagiarnos con la singular bossa nova y los destellos de jazz que la distinguen desde sus inicios. Fundada por Marc Collin y Olivier Libaux, el principal rasgo de esta banda es ofrecer una versión que rompe con los lineamientos clásicos del cover, una especie de reinvención de célebres temas que, de distintas maneras, terminan convirtiéndose en una experiencia disfrutable.

Con casi catorce años de trayectoria y ocho grabaciones (algunas en directo), entre las que destacan un álbum homónimo, Bande a Part y Couleurs Sur Paris, este grupo muestra su preferencia por la new wave, el synth pop y el post punk, una aproximación hacia bandas como Depeche Mode, Joy Division y The Sisters of Mercy, sólo que con un toque menos dramático —especialmente por los arreglos de bossa nova y jazz—, volviendo las interpretaciones delicadas, aunque en momentos con ciertos coqueteos de estridencia, caso concreto el tema “Too Drunk to Fuck”.

Camille, Eloisia y Melanie Pain, representan algunas de las cantantes que han cruzado por este grupo que consiguió notoriedad hace tiempo, y que es una muestra perfecta de la atracción por rescatar el pasado. El álbum más reciente de Nouvelle Vague es un trabajo de tintes acústicos que incluye canciones como “The Killing Moon”, “Blue Monday”, “God Save The Queen” y “Heart of Glass”.

La primera presentación de Nouvelle Vague en esta ciudad ocurrió hace algunos años, en Mansión Magnolia. En aquella ocasión, el público disfrutó de un concierto íntimo, pero cargado de energía y sensualidad, algo que pudo comprobarse particularmente por el desempeño que tienen sus cantantes en el escenario, además del toque impreso en cada uno de los temas.

Más allá de lo que significa efectuar un cover, los franceses apuestan por reinterpretar canciones que adquieren un enfoque particular y que escapan discretamente de la oleada de producciones discográficas que conservan una fórmula para alcanzar popularidad. Así, Nouvelle Vague es un modelo que habla de una época en donde los “clásicos” no pierden efectividad.

PRESENTACIÓN

12 de septiembre a las 21:00 horas. Teatro Estudio Cavaret. El costo del boleto general es de 400 pesos. El día del concierto el costo aumenta a 500 pesos. También está la opción VIP, de 650 pesos. Disponible a través del sistema Ticketmaster y en las taquillas del Auditorio Telmex.