«Natural persistencia», o la furia ambiental según Ireri Topete

La creadora vallartense presenta en la Librería Carlos Fuentes una muestra de libros de artista sobre los fenómenos de la naturaleza que impactan en la vida de la humanidad

532
"Semáforo volcánico. MMXIX. Popocatépetl", por Ireri Topete.

Ireri Topete es una observadora de la naturaleza, y siempre está monitoreando el clima, porque sabe que como seres humanos siempre seremos vulnerables a la fuerza de los elementos.

Por eso, esta artista originaria de Puerto Vallarta y docente de Artes Visuales del Centro Universitario de la Costa (CUCosta) ha creado una obra gráfica inspirada en la naturaleza su el impacto en las sociedades.

Se trata de libros de artista o de concertina que se exhiben en la muestra Natural persistencia, al interior de la Librería Carlos Fuentes de la Biblioteca Pública del Estado de Jalisco «Juan José Arreola».

«Me mueve mucho vivir en la costa, pues uno siempre está alerta, sobre todo durante temporada de huracanes, y sobre todo desde un punto de vista creativo».

En su historia como vallartense, el caos que produce la naturaleza ha sido fuente de inspiración para Ireri Topete, situación que se repitió hace unas semanas con el desbordamiento del Río Cuale, que arrasó con construcciones a lo largo de sus márgenes.

«4 Termómetro – 0ºC – MMXIX – Vórtice Polar». Ireri Topete.

Ella recuerda haber pasado largas temporadas en el Centro Cultural de la Isla del Río Cuale, donde el entorno de la selva, el río, la montaña y el mar le estimulaban. Las obras que allí creó forman parte de su proyecto Termómetros. Registro visual de la naturaleza y sus cambios, que es apoyado por el Sistema Nacional de Creadores.

«Diario busco las notas del clima, para alimentar un sustento real. El proyecto deriva de 10 años de trabajo de obra gráfica y en la producción de libros de artista», indicó.

Cada uno de los trabajos se caracteriza por literalmente desdoblar paisajes abstractos con paletas de colores que dan cuenta del entorno en cuestión.

Por ejemplo, la obra Libro 7: Cambio de uso de suelos – MMXX remite a cómo lucen los cerros que se van despoblando de árboles para tapizarlos de cultivos o cimientos urbanos.

«Salsipuedes», de Ireri Topete, remite al alud de lodo que azotó la localidad de San Gabriel, Jalisco, en 2019.

«Son polípticos en papel japonés, y cada uno de los fragmentos muestra una temperatura; era como tener un termómetro visual en mi entender, desde un punto de vista conceptual», dijo la artista.

Otras obras también hablan de desastres registrados en 2019 y 2020, y en 2021 ella sigue creando varias piezas, como parte del proyecto Termómetro.

«En 2019 abordo la naturaleza y su cambio, desde los fenómenos que ocurrieron; uno de ellos está dedicado al vórtice polar en Chicago, que congeló el Lago Michigan, en Estados Unidos».

«También el tornado atípico o culebra de agua, en La Habana, Cuba; así como el alud de tierra en San Gabriel, Jalisco».

Otras obras como Semáforo volcánica MMIX Popocatépetl, hace una interpretación de la paz con base a la erupción de este coloso activo del Valle de México.

Quien acuda a la Librería Carlos Fuentes podrá contemplar 12 libros en concertina de gran formato cuyas páginas se desdoblan para que puedan ser apreciadas por ambos lados.

Ireri Topete reconoce que desde su trinchera como creadora ella da un mensaje sobre el impacto del cambio climático en distintas latitudes, pero también sobre los peligros latentes e inevitables.

«Para mí es importante hablar en el momento que me tocar vivir, que tiene que ver con el cambio de la naturaleza».

«Este proyecto lo que tiene es trabajar el libro de artista y hay un sustento técnico entre la posibilidad del dibujo y estampación, donde también hay recursos de gráfica».