Música en el cine

425

Bob Dylan es carismático y atractivo, pero también egocéntrico. Por lo menos es el retrato que de él dejó plasmado Donn Alan Pennebaker en el documental Don’t look back. El cineasta fue contratado para filmar la gira del artista cuando estaba a punto de dejar de ser un cantante de folk para convertirse en un músico de rock. Entonces Pennebaker ni si quiera sospechaba que el largometraje que dirigió dejaría huella y sería un referente obligado en la realización de filmes musicales.
La gira de Dylan fue filmada en 1965. Duró tres semanas. Fue captada con detalle gracias a una cámara que lo siguió a donde iba. Fueron tomadas imágenes del artista atrás del escenario, en las habitaciones de los hoteles, durante sus encuentros con la prensa y el público.
El largometraje muestra cómo el trovador, acompañado por Joan Báez, enfrenta con agudeza y sarcasmo a la prensa y convive con Donovan, el cantautor británico con quien pretendían ilusamente equipararlo.
Gracias a Don’t look back, Pennebaker es considerado inventor del documental de rock. Desnudar emocionalmente a Dylan cuando contaba con 24 años y mostrarlo como una estrella insoportable no fue impedimento para que el autor de “Blowin´ in the wind” aprobara el filme.
En un principio Dylan –cuenta Pennebaker– quedó perplejo porque el documental le parecía una película casera, pero “era el tipo de trabajo que yo había hecho en la televisión a través de la compañía Time Life, mostrando la vida tras bambalinas de gente famosa y de personas comunes y corrientes. Luego trabajé un par de años para que la película no luciera como un filme de aficionados”.
Don’t look back fue estrenado en septiembre de 1967, en el 34th Street East Theater, de Nueva York y será trasmitido este 16 de junio en el Cineforo de la Universidad de Guadalajara, dentro de la muestra fílmica de la Feria Internacional de la Música.

Otros documentales
El 17 de junio será exhibida Soneros del Tesechoacán (2007), documental dirigido por Inti Cordera. La inquietud por realizar el filme surgió después de realizar un viaje por Veracruz. Su objetivo fue rescatar al son jarocho del olvido. Cordera logró registrar cómo algunos jóvenes y ancianos enfrentan a la modernidad en una batalla por mantener su música, formas de expresión y sus modos de vida. Uno de los personajes es “El Negro” Tadeo, quien trata de reunir a un grupo de soneros para organizar un gran fandango.
El filme recibió mención especial en la categoría Movimientos sociales y organización ciudadana, del V Encuentro hispanoamericano de cine y video documental independiente: “Contra el silencio todas las voces”.
Tiempo de leyenda (2009), documental dirigido por José Sánchez Montes, cuenta la historia de la concepción y grabación del álbum La leyenda del tiempo. Este fue grabado en 1979 por el cantante Camarón de la Isla, el más celebrado icono del flamenco andaluz. El disco, aunque denostado en su tiempo, marcó un antes y un después para esta música.
Camarón, con ayuda de otras figuras de la música española, como los guitarristas Tomatito y Raimundo Amador, además del productor Ricardo Pachón y el compositor Kiko Veneno, dio vida a canciones que amalgamaron el rock y jazz con el flamenco, sentando un precedente. La película será exhibida el 18 de junio.
R.E.M. This is not a show sintetiza una serie de ensayos que en 2007 el afamado trío R.E.M decidió hacer con el objetivo de preparar el material de su próximo álbum, Accelerate. La particularidad de estos ensayos es que fueron realizados frente a un público en el teatro Olympia, de Dublín, Irlanda. En este documental, que será exhibido el 19 de junio, el realizador francés Vicent Moon capta al célebre trío estadunidense en estrecho contacto con su trabajo, lo mismo afinando sus entonces nuevas composiciones que repasando temas representativos de su vasta discografía, como Drive, para el total disfrute de sus seguidores.