Mujeres golpeadoras

1555

Hay mujeres que son violentas con los hombres. Esa violencia tiene los mismos efectos que cuando ellas son las víctimas. Los varones también pueden presentar daños psicológicos y físicos, además, pierden dignidad, informó Meter Berliner, director del Center for internacional traumatic stress research and practice, de la Universidad de Copenhage, Dinamarca.
“Cuando vivía en Groelandia tuve una experiencia así. Una noche un amigo llamó a mi puerta. Estaba aterrorizado porque su mujer, que era menudita, tenía un cuchillo en la mano y quería clavárselo. Él era más fornido y alto que ella.
”Por lo general se piensa que la violencia la ejercen los hombres para con las mujeres, entonces cuando alguno habla de esto, es ridiculizado por sus amigos y compañeros”. Se impone la cultura del silencio, el cual hay que contrarrestar, hay que crear las condiciones propicias para que estas personas puedan hablar.
La violencia ejercida está muy ligada a patrones de alcoholismo, a problemas en la educación en los hijos y al aislamiento social, es decir, el no estar integrado a la comunidad.
En cuanto a la violencia que prevalece en los ambientes juveniles, las mujeres son más peligrosas que los hombres. Ellas no tienen inhibiciones en torno a ésta por la cultura de la igualdad, y al verse menos fuertes utilizan instrumentos punzo cortantes. “Por ejemplo, una navaja, y la clavan, mientras que un chico reacciona dando un puñetazo”, señaló José Navarro Góngora, director del máster de intervención en psicoterapia, de la Universidad de Salamanca, España, dentro del I Congreso Internacional de Terapia Familiar “Intervención terapéutica en situaciones de violencia”.
Meter Berlinder habló sobre programas realizados en diferentes partes del mundo para canalizar la violencia, en el Congreso que organizó la UdeG a través de la maestría en terapia familiar, del CUCS y el DIF Guadalajara.

Pobreza en lugar de cultura
La violencia está relacionada con variables como la pobreza. “Al ser pobre, una persona está sujeta a mayores condiciones de estrés, ya que el trabajo no es bien remunerado, los hijos no van a la escuela, el dinero no alcanza para hacer los pagos al final del mes”, reveló Navarro Góngora.
Sin embargo, aclaró que hay familias con altos ingresos que también viven situaciones de violencia, lo que ocurre es que viven menos estrés.
La violencia no es un problema ligado a la cultura. “No creo que alguna específica sea más violenta que otra. Por ejemplo, en los Balcanes hay hombres igual o más violentos que en Latinoamérica”, agregó Berlinder.
Jóvenes más violentos
Empiezan a ser frecuentes las quejas de padres por violencia de sus hijos. “No hay estadísticas para comprobarlo, pero parece que ahora hay más violencia y el denominador común es la baja tolerancia a la frustración. Esto puede tener que ver con agentes de sociabilización diferentes entre la familia y la escuela, que dan otro tipo de mensajes, muy poderosos.”, explicó Navarro.

Hogares violentos

jalisco ocupa el segundo lugar de casos reportados de violencia intrafamiliar en todo el país. Esto se debe a que la entidad todavía no ha logrado romper el esquema de relaciones familiares autoritarias y violentas, afirmó José de Jesús Gutiérrez Rodríguez, jefe del Departamento de Clínicas de Salud Mental.
La violencia, según estadísticas del Sistema Nacional para el Desarrollo Integral de la Familia, está presente en el 50 por ciento de los hogares mexicanos. De acuerdo a investigaciones de la UdeG, encontramos relaciones violentas en el 83 por ciento de los hogares de Jalisco.
Gabriela O’farril de Petersen, presidenta del DIF Guadalajara, informó que de enero a mayo recibieron 820 reportes de violencia. Mujeres y niños son quienes han sido violentados en la mayoría de los casos, pero existe un subregistro de casos que puede variar de uno a 10.

Artículo anteriorJorge Volpi
Artículo siguienteQue no viaje solo (VI)