Mitos de la hidratación

381

Muchos son los mitos y realidades que existen en torno a la actividad física y la hidratación, lo cierto es que existe un desconocimiento total sobre los beneficios de una adecuada hidratación, y las consecuencias de no seguir un proceso idóneo.
La hidratación es importante en el deporte al igual que en la vida cotidiana, ya que nos permite realizar funciones normales bajo condiciones adversas.
A decir de los expertos, hoy en día con el cambio climático y el calentamiento global, la hidratación va a jugar un papel más importante que el que anteriormente jugaba, porque las temperaturas son cada vez más extremas.
El doctor César Augusto Cabañas, quien ha colaborado en los contenidos metodológicos de la Escuela Nacional de Directores Técnicos, así como en el Instituto Superior de Deportes CODE Jalisco, señaló en el marco de la Universiada Nacional, que es mucha la desinformación que existe alrededor de este tema.
“En cuanto a la hidratación hemos tomado ciertas modas, hace tiempo nos vendieron la idea de los famosos dos litros de agua y la gente lo aplicó a su conveniencia y se compraban dos botellas de agua y en tres horas se tomaban los dos litros, posteriormente se utilizó la gran ingesta de agua para desnutrirse y bajar de peso, hoy en día con la comercialización de los líquidos, los deportistas tienden a eso, todavía hay mitos de que si están bien hidratados les darán ganas de ir al baño y por eso no se hidratan”.
Explicó que en el caso del consumo excesivo de agua es peligroso para la salud, ya que existe gente que consume cantidades superiores a las máximas recomendadas, por lo que lo conveniente es tomar los dos litros repartidos en todo el día.
“El consumir agua en exceso hace que la cantidad de electrolitos que desecha el cuerpo merme la función metabólica; dicho de otra manera, se empiezan a perder sustancias que no deberían y empiezan a desnutrirse el organismo, lo que puede provocar anemia”.
Indicó además que otro de los mitos es que la gente piensa que si se hidrata bien durante el partido, va a rendir. “Si tú estuviste deshidratada toda la semana y llegas al partido con todas las ganas de hidratarte, no será lo mismo. El proceso de hidratación inicia desde días antes de la competencia, no el mismo día; por ejemplo, en el futbol profesional se hidratan mucho durante el partido, no antes ni después. El permitirme como deportista sentir sed me ubica en el primer grado de deshidratación”.
El especialista señaló también que se ha comprobado que la deshidratación promueve la disminución de rendimiento físico y de ciertas condiciones analíticas y de raciocinio.
“En cuanto a los deportistas, en Estados Unidos se llevó a cabo una investigación donde se dieron cuenta de que un equipo mejoró el rendimiento cuando estaban mejor hidratados”.
Otro factor que afecta el rendimiento de un deportista son las altas temperaturas por lo que el segundo apartado de la propuesta de la Federación Internacional de Futbol Asociación consistente en no permitir actividad física a cierta altura, donde en segundo termino señala las cuestiones de temperatura.
“Es peligrosa la actividad a altos grados de temperatura, la propuesta es que no se realicen juegos en temperaturas extenuantes, hay que recordar las muertes por golpes de calor en países desarrollados, que se presenta por esa situación de deshidratación y de llevar al organismo a una situación extenuante, lo que lleva a una crisis y a un paro de no ser bien atendido, y en ocasiones hasta la muerte”.
La metódologa del deporte, Gloria Becerra ílvarez, explicó que tanto en los atletas como en los entrenadores, el desconocimiento sobre la importancia de la hidratación es total.
“En lo personal después de que empecé a estudiar me di cuenta cómo debemos hidratarnos, existe mucho desconocimiento; lo recomendable es ingerir 250 mililitros 20 minutos antes de la actividad y estarse hidratando cada 10 minutos durante el ejercicio”.
La también integrante de un equipo de handball precisó que una practica común entre atletas de ciertas disciplinas es el ponerse a sudar para obtener el peso requerido, sin tomar en cuenta los problemas que les puede acarrear.

Ni los árbitros se salvan
El problema de la inadecuada hidratación no sólo afecta a los atletas, sus efectos han llegado hasta el cuerpo arbitral, ya que un estudio realizado a los silbantes mexicanos reveló los niveles extremos de deshidratación de estos personajes.
Isabel Tovar, árbitro profesional y egresada de la licenciatura de cultura física de la UdeG, explicó que dicho análisis de sudoración les arrojó como resultado que estaban deshidratados, debido a que no tomaban agua durante el partido.
“Conforme te vas deshidratando tienes menos reacción y agilidad de pensar. Cuando hay juegos en zonas con altas temperaturas tienes que hidratarte desde días antes, durante y después del partido”.
Lamentó que en nuestro país todavía no exista la conciencia de la importancia de estar bien hidratado.