México y Japón, una relación centenaria

Desde hace más de 125 años ambas naciones han cultivado una relación diplomática, económica y científica

1028
Foto: Adriana González

En los últimos años la relación entre México y Japón se ha fortalecido gracias al intercambio cultural y educativo entre ambos países, pero también debido a que se han creado lazos económicos y científicos que buscan beneficiar a las naciones involucradas.

Esta relación se ha cultivado desde hace más de 125 años, empezando con la firma de un Tratado de Amistad y Comercio en 1888, cuando el país asiático envió una misión a México.

Desde entonces se fortaleció el flujo migratorio de japoneses hacia nuestro país, recordó el el Rector General de la UdeG, doctor Ricardo Villanueva Lomelí, durante la conferencia magistral “Hacia una nueva frontera en la relación bilateral México-Japón”, a cargo del Embajador de Japón en México, Fukushima Noriteru, en el Paraninfo Enrique Díaz de León de esta Casa de Estudio.

Foto: Adriana González

“Hoy en día, México y Japón mantienen una fructífera relación socioeconómica y cultural basada en la amistad, el respeto y la cooperación, así como en el reconocimiento mutuo como socios estratégicos”.

 

Durante la charla, el Embajador de Japón en México, Fukushima Noriteru, mencionó que la relación entre estos países se ha cimentado en cinco momentos clave e históricos; el primero de ellos considerado como un naufragio ocurrido en 1609, y la Misión Hasekura de 1613.

Noriteru también detalló que México fue uno de los primeros países con los que Japón firmó acuerdos en igualdad de condiciones, cosa que no ocurría con naciones europeas y que significó el inicio de relaciones económicas y amistosas que fomentaron el comercio marítimo en el Pacífico.

Consideró que a inicios del siglo pasado ambos países fortalecieron sus relaciones, lo que derivó en la migración de miles de japoneses hacia América Latina. Mencionó que gracias a eso, en nuestro país se estima que hay más de 76 mil descendientes de origen nipón.

“Algunos comerciantes japoneses se quedaron en México y ellos empezaron con el desarrollo de relaciones amistosas entre estos dos países”, aseguró Noriteru.

Enfatizó que en el sector de negocios México se convirtió en un aliado en los últimos años con la firma de tratados que facilitaron el envío de productos mexicanos como el aguacate o la carne porcina, y dijo que en la actualidad se trabaja en generar más tratados que faciliten y propicien el intercambio comercial.

“Éstos son muy importantes para entrar al mercado japonés, y entrar al mercado japonés también es muy importante para entrar al mercado de Asia, porque el sistema fitosanitario de Japón es muy estricto”, consideró.

Adelantó que su país busca incentivar la inversión japonesa en México con el acercamiento a sectores como el automotriz, energía, minería, medicina y farmacéutica, o infraestructura, y que también se trabaja en endurecer otras medidas en torno al conflicto de Rusia y Ucrania, una situación que compromete el desarrollo de Japón y de la región.

 

Un trabajo entre ambas naciones
El diplomático mencionó que las relaciones no sólo se limitan a lo comercial, sino que existen valores en común que comparten y el intercambio cultural. Mientras que el Rector General recordó que desde el Centro Universitario de Ciencias Sociales y Humanidades se ha llevado a cabo investigación que acerca la cultura y relaciones de estos países, lo que ayuda a enriquecer a México en varios sentidos.

 

“Para nuestro país los migrantes de otros países constituyen una importante aportación a la cultura nacional; además de considerar que los valores de la cultura japonesa son un ejemplo a seguir tanto en el ámbito empresarial como en el devenir cotidiano”.

 

El Rector General también agradeció la labor de la doctora Melba Falck Reyes, profesora investigadora del Departamento de Estudios del Pacífico del CUCSH desde 1989, quien ha sido una de las principales promotoras de los estudios que involucran a ambos países, por lo que se le galardonó con la “Orden del Sol Naciente en grado de Rayos de Oro con Collar de Listón”, un reconocimiento que no había sido posible recibir debido a la pandemia.

Durante esta charla, que forma parte del “Encuentro México-Japón, presencia japonesa en Jalisco. Conmemoración por el 125 aniversario de la migración japonesa a México”, la UdeG también recibió un reconocimiento por la hermandad que existe entre la ciudad de Kioto y Guadalajara

Artículo anterior“Mentiras que no te conté” convoca a cientos de estudiantes de Prepa 7
Artículo siguienteUdeG entrega oficio petitorio al Gobierno de Jalisco exigiendo seguridad para la comunidad universitaria y la sociedad