“Me llamo Suleimán”: la migración a España desde la escena

La obra, que se presenta en el Conjunto Santander de Artes Escénicas, cuenta la historia de un niño que vive en Mali en medio de la pobreza y decide partir junto a su amigo Musa hacia Europa

606

En 2020, 41 mil 861 migrantes llegaron a territorio español, cifra que representa un incremento del 29% con respecto a 2019. La mayoría de ellos provenientes del continente africano, mayoritariamente de Marruecos, de acuerdo con cifras del gobierno de España.

La magnitud de este fenómeno va más allá de las cifras y se encarna en historias de miles de familias y personas que llegan buscando la tierra prometida: un lugar en el que encontrar lo mínimo para sobrevivir, aunque el costo sea alto.

El tema es abordado en la obra Me llamo Suleimán, un monólogo adaptación teatral de la novela homónima escrita por Antonio Lozano y dirigida por Mario Vega, en la que se cuenta la historia de Suleimán, un niño que vive en Mali en medio de la pobreza y que decide partir junto a su amigo Musa hacia Europa.

Juan Carlos Cruz Santana, animador y director de gráficos de la obra, dijo en entrevista que la idea de hacer el monólogo era importante para contar la historia de todo lo que conlleva una travesía migrante, de la mano de la actriz Marta Viera.

Cruz Santana se hizo cargo de los gráficos y hasta cierto punto de la iluminación, dos elementos que acompañan el trabajo actoral y complementan los detalles de la historia, pues se convierten en un actor más.

“Con todo eso conseguimos crear ese ambiente y hacer que el espectador se involucre en la historia porque se deja llevar por todo lo que ocurre. Aunque sea un monólogo no es sólo una persona, es un mundo que ves y que complementa toda la historia”, señaló.

Ante la complejidad de un tema como éste, el objetivo del director y el equipo técnico era mostrar que la migración tiene el rostro de cualquiera y que todos podemos ser migrantes en algún momento, movidos por diversas circunstancias.

La obra puede ser vista por todo tipo de público pues más que mostrar la realidad cruda, invita al espectador a empatizar y reflexionar, aseguró Cruz Santana.

“La obra es buena para todo el público, porque la historia que cuenta es una realidad de la que tenemos que ser conscientes, que tenemos delante y que sigue pasando, creo que es importante y que se conozca”, expresó.

Me llamo Suleimán tendrá funciones el 25 y 26 de noviembre en el Conjunto Santander de Artes Escénicas. Los boletos están disponibles en la página de dicho recinto conjuntosantander.com/