Marco Chavira Calderón, Premio Cualli Tonalli

El galardón lo entrega el Ayuntamiento de Tonalá en el marco del Día de la Participación Ciudadana a ciudadanos por su contribución al fortalecimiento y desarrollo del municipio por medio de la suma de proyectos; en el caso del profesor del SEMS y UDGVirtual, la mentoría y asesoramiento al proyecto Tonaltech

907
Fotografía: Jonatan Orozco / SEMS

La clave para alcanzar resultados radica en la perseverancia y en aprender a cada paso. Eso es lo que ha llevado a Marco Chavira Calderón, a la par de su responsabilidad como profesor, a convertirse en mentor, motivador, impulsor, gestor y «casi» ingeniero en el proyecto Tonaltech, que desde 2016 arrancó en la Preparatoria de Tonalá con tres jóvenes que decidieron participar en una competencia convocada por la Fórmula 1 (F1 in Schools).

Su dedicación en la mentoría y asesoramiento a cada iniciativa de la escudería de Tonaltech le valió el Premio Cualli Tonalli que entrega el Ayuntamiento de Tonalá.

Hijo de padres docentes, licenciado en Artes visuales y maestro en Tecnologías de la Educación, ha impartido clases desde los 18 años y en la Universidad de Guadalajara (UdeG) inició su carrera como docente en la Preparatoria 3.

Ahora imparte asignaturas en el bachillerato de UDGVirtual y en la Preparatoria de Tonalá donde surgió Tonaltech. La iniciativa también ha explorado otras aristas con la meta de convertirse en una incubadora de ideas para la concreción de acciones que abonen a la formación de bachilleres.

Así se han desarrollado los logros: el primer equipo como escudería alcanzó la final nacional del F1 in Schools México, la cual se celebró en 2017 y lograron el reconocimiento individual de Pensamiento Innovador; la segunda bajo el nombre de la Escudería TNT Racing by Tonaltech llegó a la final mundial del F1 in Schools en Singapur, donde fueron premiados por haber presentado al auto más veloz; a la par Zayda Briseyda Vargas Guillén, egresada de la Preparatoria de Tonalá, logró el mayor puntaje y medalla de platino en la Final Continental del XII Concurso Latinoamericano de Proyectos Estudiantiles Infomatrix organizado por la Sociedad Latinoamericana de Ciencia y Tecnología (Solacyt), por la escultura “Corazón de Tonalá”.

Ahora, Tonaltech se prepara para final nacional de la edición 2020 del F1 in Schools México que se llevará a cabo en octubre próximo con su primera escudería compuesta sólo por mujeres y que se nombra: Girls Tonaltech Racing.

¿Cómo te autodefinirías?

Soy papá y esposo, que creo que ese es mi trabajo más importante; también soy docente de la UdeG. Soy una persona más que simplemente quiere aportar y tiene un compromiso de hacer esto mejor con las generaciones que vienen. Estoy enamorado de esta profesión, la docencia te permite contribuir en algo a la vida directa de las personas y esa es la parte más bonita.

¿Qué te significa el galardón Cualli Tonalli?

Es algo que me inspira para continuar trabajando y a su vez es un aliciente del equipo, como un premio más para todos los jóvenes que han hecho crecer a Tonaltech. Si ellos no hubieran confiado, nada de esto sería posible. Es un ejemplo de sinergia y claro que motiva.

¿Qué ha sido Tonaltech en tu vida?

Ha sido la posibilidad de explorar habilidades que quizá no sabía que tenía y el proyecto que me ha permitido conocer la grandeza de otras personas y el potencial que tienen los chicos en esa edad. Ellos han sobrepasado mi capacidad de asombro. Me parece increíble la maduración cognitiva que logran en la Preparatoria. Dan un salto muy grande en cuanto a su maduración mental y sus capacidades de aprender; he asimilado también que si uno como docente los enfoca en proyectos y les da algo para hacer, eso puede acrecentar sus habilidades.

¿Qué crees que hace falta para que más jóvenes se vinculen a proyectos como alternativa de desarrollo de habilidades?

Formar parte de algo como esto es un gran compromiso. En la UdeG creo que nos ha hecho falta impulsar a los jóvenes para que se comuniquen mejor y se vendan mejor. Que conozcan sus fortalezas y sepan venderlas. Los chicos que han hecho posible Tonaltech me han sorprendido que al desarrollar estos puntos logran asumir el compromiso y desarrollan madurez. También veo cómo logran manejar y comprender contenidos tan complejos, del nivel licenciatura, en áreas difíciles, pero ellos aprenden a aprender porque están motivados. También creo que podemos descubrir otros elementos en proceso de educación, una de las cosas que más me ha dejado es el revisar la parte afectiva en la educación y el papel preponderante que juega, así como el darles la confianza para crear. En la UdeG tenemos grandiosos estudiantes.