Marcelo Arriola

1092

Casa Escorza exhibe Colores de Asia. Dieciséis fotografías que Marcelo Arriola tomó durante un viaje realizado por India, Nepal y Laos, en septiembre de 2010. Este encuentro con la cultura asiática generó en el fotógrafo argentino la inquietud por descubrir y documentar ese instante en el que fluyen las formas, colores, paisajes y las personas. Él nació 1º de septiembre de 1974, en Córdoba, Argentina. Estudió cine y televisión en la Universidad Nacional de Córdoba. Después tomó distintos talleres en el Instituto de Estudios Fotográficos de Cataluña. Ha viajado por distintos lugares de Europa, ífrica, Asia y América Latina.

Viaje
Mi viaje a Asia tuvo el propósito de descubrir esos rincones que no se descubren, de caminar por donde nadie lo hace y captar esos instantes llenos de formas. Estuve casi cinco meses. Me gustaron todos los países que visité. Lo disfruté desde que sólo era una idea, hasta que concluyó. Fue increíble. Todas las naciones que visité me interesaron. Cada una tiene su propio atractivo. India, Nepal y Laos me dejaron mucha riqueza espiritual. Son países donde se practica el budismo e hinduismo. Están poblados de personas amables que se hacen entender fácilmente, aunque desconozcan lenguas extranjeras para comunicarse. Ellos comparten con otros lo poco que tienen y son muy cálidas. Tienen un espíritu en el que prevalece la paciencia.

Fotografía
En mis fotografías de la exposición capturo un instante que forma parte de la vida. Las imágenes son simples. Utilizo la luz natural y espero que florezca la imagen que deseo. Busco y camino hasta que fluye. Los momentos que capturo, muchas veces pasan inadvertidos. Como un señor que está descansando o un monje sentado bajo una sombra. Muestro y comento sobre un lugar geográfico, una cultura diferente y personas que tienen otra manera de pensar.

Fotógrafo
Un buen fotógrafo tiene que transmitir un mensaje. Por lo menos, que en las imágenes comunique sus sentimientos y si retrata personas, debe tratarlas de manera justa y con el respeto que se merecen. Siempre digo que si uno logra acercarse a una persona, puede recibir cosas muy lindas. Depende cómo uno las encare. Me convertí en fotógrafo por pura pasión. Cuando era pequeño, mi hermano mayor, cuando salía, dejaba su cámara, y yo siempre aprovechaba y la cogía. Ahí me empezó a atraer la fotografía. Después me plantee que quería ser fotógrafo.

Comunicación
Para comunicarme con las personas de los países que visité, me basé en la propia aproximación. Acercarme a una persona con una forma de vida y que ésta permitiera que yo entrara a su espacio. Soy una persona bastante calmada, que trata de acercarse a pasos lentos, para conseguir lo que realmente quiere. Siempre con una aprobación, que a base de paciencia y esfuerzo se consiguen.

Guadalajara
Tiene una luz especial. Es mágica. Cuando amanece va penetrando por toda la ciudad. Las personas me parecen maravillosas, encantadoras y amables. Sigo descubriendo esta ciudad.

Artículo anteriorCamilo Navarro
Artículo siguienteImpunidad