Manuel Herrera Miramontes

194

Sus padres siempre le han dicho que su única responsabilidad es el estudio, y a manera de retribución, no sólo estudia, sino que se ha destacado por obtener excelentes calificaciones.
Manuel Isaí Herrera Miramontes tiene 18 años de edad, y fue destacado como alumno sobresaliente al concluir sus estudios del ciclo 2008-2011, en la preparatoria 13, con promedio de 100 en su certificado. Recientemente ingresó a la carrera de médico cirujano y partero en la Universidad de Guadalajara, con un puntaje en su examen de admisión de 182.6, cuando 177 es el mínimo requerido.
Obtuvo reconocimientos y premios durante el bachillerato, entre los que se encuentran el primer lugar en el concurso de ensayo filosófico “David Hume” 2011, finalista en el concurso “Creadores literarios FIL joven 2010”, y primer lugar en cuento, con “Los consejos de Versella”, en “La marcha mundial por la paz y la no violencia”, además de que sus cuentos han sido publicados en revistas como Luvina y Vaivén.

¿De dónde te viene el gusto por el estudio?
De mis padres: mi mamá es dentista y mi papá ingeniero industrial. Siempre me ha gustado mucho el estudio. Paso mucho tiempo leyendo y estudiando de todo un poco, porque creo que la gente debe cultivarse y tener un conocimiento amplio.

¿Por qué elegiste la carrera de medicina?
Me incliné por medicina porque considero que es una carrera completa en todos los sentidos. Pienso que como miembros de la sociedad, cada uno tenemos un compromiso y esta carrera puede beneficiar a la gente. Es una carrera humana, ética y donde puedo desempeñar muchos talentos, aparte de que tengo un gusto peculiar por todo lo que tiene que ver con ciencias de la salud. Todavía no sé la especialidad que voy a elegir. En el transcurso de la carrera descubriré las cualidades que tengo, pero ahorita me gusta más medicina interna.

También tienes un gusto particular por la lectura, ¿qué autores prefieres?
No me suelo centrar en un autor. Más bien busco lo que me satisface. Me gusta leer poesía, narrativa y me gusta mucho escribir. En la prepa desarrollé muchas habilidades para escribir, pero también me interesan los temas científicos.

¿Qué haces, además de estudiar?
Me gusta la música. Soy pianista, y me atraen los idiomas: estudié francés, inglés, un poco de catalán e italiano. Soy cristiano y apegado a las cosas de Dios. Me interesa todo lo que me ayude en el aspecto espiritual, y de alguna manera prefiero involucrarme en actividades que aporten. Soy de la idea de que cualquier cosa que hagas tiene que hacerte valer más como persona.

¿Has sufrido algún tipo de bullying por ser una persona estudiosa?
No. De hecho tengo muchos amigos y me llevo bien con ellos. Una cosa particular que me sucedió en la prepa es que una maestra me decía que se le hacía raro que llevara 100 de calificación y tuviera buena relación con mis amigos y que no fuera retraído, como se pudiera pensar. Pero lo que sucede es que trato de equilibrar las cosas: atender mis responsabilidades como estudiante y no descuidarme como persona.

¿Tienes alguna opinión sobre los llamados “ninis”?
Es un problema que tenemos en la sociedad, y me sorprende mucho que se presente esto, porque en la actualidad hay muchas facilidades en el entorno para ser personas de provecho. No haber sido aceptado en la preparatoria, en una carrera o en algún cierto grado de escolaridad, no debe ser una excusa para no hacer nada. La falta de empleo o de dinero tampoco son justificaciones. Siempre he creído que la persona que no aprovecha el tiempo no es una persona fructífera y no hay razón para dejar de realizar actividades que nos fortalezcan y que nos formen.

Primera persona
Manuel Herrera Miramontes consiguió su ingreso a la carrera de medicina en el CUCS, con puntaje de 182.6, luego de concluir sus estudios de bachillerato con promedio de 100 en su certificado de la Preparatoria 13.