Fragmento de la portada del Anuario de migración de origen, destino, transito y retorno en Jalisco 2018

LETICIA HERNÁNDEZ VEGA / Académica del SUV

Durante décadas, Jalisco se ha posicionado como estado expulsor de migrantes principalmente hacía el vecino país del norte, aunque hoy reconocemos que no sólo es expulsor, sino también lugar de tránsito y destino de migrantes tanto internos como extranjeros.

De acuerdo con el documento “Migración Jalisco-Estados Unidos” en el año 2014 había 19 841 jaliscienses viviendo en Estados Unidos; en el 2018, la Encuesta Nacional de Dinámicas Demográficas (ENADID) reportó que el 3.8 % de hogares jaliscienses tenían al menos un miembro fuera del país, de los cuales el 88.4 % tuvo por destino los Estados Unidos; para el 2020, el INEGI reportó que 47 mil 863 jaliscienses tuvieron como destino la Unión Americana. Estos datos muestran que la migración de jaliscienses a los Estados Unidos va a la alza, a pesar de medidas fronterizas más restrictivas y de los altos índices de deportación que se registran año con año.

¿Qué hacen los jaliscienses en Estados Unidos? Durante décadas se ha tenido la falsa creencia de que mayoritariamente se trata de personas con bajos niveles de escolaridad que se desempeñan como jornaleros y constructores. Sin embargo, aunque no existen datos precisos al respecto, los estudios más recientes muestran que ahora son más frecuentes los migrantes con estudios superiores y de posgrado, y que su desempeño se ha extendido a los sectores de servicios, empresariales y tecnológicos.

Datos del Pew Hispanic Center revelan que, en el 2018, los mexicanos radicados en Estados Unidos (entre ellos los jaliscienses) laboraban, además del campo y la construcción, en los sectores alimentar, militar, ventas, limpieza y mantenimiento, salud y educación, entre otros.

Cabe señalar también que históricamente los jaliscienses en Estados Unidos se han destacado por ser empresarios exitosos, principalmente en el área gastronómica, en tortillerías, restaurantes y paleterías, entre otros; negocios rentables y con amplio potencial de expansión.

En los últimos años, estos empresarios han establecido alianzas estratégicas con organizaciones empresariales, sociales y de gobierno, que los han llevado al desarrollo de un fuerte capital político, económico y social, tanto en Estados Unidos como en México.

Dada la importancia y la expansión de estas empresas lideradas por empresarios oriundos de Jalisco, en fechas recientes el gobierno de Jalisco, en colaboración con la Asociación de Empresarios Mexicanos en Estados Unidos, firmaron un “Memorándum de Entendimiento para impulsar y acompañar a empresas que busquen crecer en Estados Unidos” cuyo objetivo ed facilitar el establecimiento de empresas jaliscienses en los Estados Unidos, así como “atraer mayor inversión extranjera, agilizar la exportación de productos locales a mercados estadounidenses y el turismo.” Esta iniciativa se suma a muchas que le han antecedido con fines similares.

¿En dónde están los jaliscienses en los Estados Unidos? A la fecha, California, Texas e Illinois continúan siendo los lugares con mayor concentración, sin embargo, estudios previos de la autora monitoreando la actividad de estas personas a través de redes sociales virtuales, muestran que ahora se encuentran dispersos por todo el territorio nortemamericano, en cantidades cada vez más significativas en estados como, Alabama, Colorado, Dakota del Norte, Florida, Indiana, Iowa, Louisiana, Nueva Jersey, Nueva York, Oklahoma, Wasington y Wisconsin, entre otros.

Dar cuenta de la vida cotidiana de nuestros paísanos en el vecino país es una tarea ardua, considerando que no existen datos precisos y específicos sobre el particular grupo poblacional, sobre todo, considerando que parte de ellos, por su situación legal, buscan pasar desapercibidos.

Sin embargo, el empleo de medios alternativos de indagación, como el uso de las redes sociales virtuales, ha permitido identificar los nuevos derroteros que la dinámica migratoria esta siguiendo actualmente, en constante crecimiento, con nuevos y distintos perfiles de migrantes, ahora incluso con mayor nivel de escolaridad, realizando actividades que requieren mayor nivel de habilitación y buscando establecerse en sitios distintos más allá de los tradicionales.